Greenpeace "hackea" las señales de tráfico de Córdoba para pedir un cambio en el diseño urbanístico

Las señales de Greenpeace en la ciudad de Córdoba.

La organización Greenpeace ha traído a Córdoba la campaña que está llevando en toda España con motivo de la Semana de la Movilidad, y que el grupo ecologista ha aprovechado para demandar, entre otras cuestiones, un cambio en el diseño de los espacios de la ciudad, que han sido paulatinamente conquistados por el coche.

La campaña demanda medidas inmediatas para contener el tráfico y que adelanten la implantación de sus Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), uno de los requisitos de la nueva Ley de Cambio Climático, para antes de 2023.

Lo hacen recordando que más del 30% de las emisiones de CO2 en la UE proceden del sector del transporte y que la forma en la que nos desplazamos cada día genera importantes impactos en el medio ambiente, en nuestra propia salud y en la salud de los demás.

"Son datos escalofriantes y que demuestran que tenemos que trabajar mucho más para una #MovilidadSostenible y un aire más puro. El automóvil es el protagonista absoluto de nuestras calles: ocupa el 80% del espacio público a pesar de ser el modo más contaminante e ineficiente. Transporta poca cantidad de gente, contaminando y ocupando mucho espacio", ha afirmado Greenpeace en un comunicado.

Por ello, desde el pasado viernes voluntarios y voluntarias de Greenpeace de 24 localidades, incluida Córdoba, han salido a hackear las señales de tráfico para denunciar la falta de inclusividad y adaptación del espacio público a los diferentes usuarios de la vía (personas mayores, niños/as, personas con diversidad funcional, personas jóvenes, adultas, etc…) y reclamar más espacio para las personas y la naturaleza y menos para los vehículos.

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2021 - 17:58 h
stats