La Junta manda un mensaje de tranquilidad por el Zika

El virus del zika se transmite por las picaduras de mosquitos infectados | PIXABAY
El virus, que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados, normalmente desarrolla una enfermedad leve y asintomática

La primera persona en ser diagnosticada con el virus del Zika en Andalucía ni siquiera ha tenido que ser ingresada en el hospital. A pesar del temor mediático del virus a causa de la posible relación de la infección en embarazadas con casos de microcefalia de los fetos, la Junta quiere transmitir tranquilidad a la población y recordar que se trata de una enfermedad leve.

El Zika es una enfermedad asintomática en la mayoría de los casos y su prevalencia en España ha sido nula. Los pocos casos que se han dado hasta ahora son todos importados. Es decir, como en el caso registrado en Andalucía, se trata de ciudadanos que han estado en zonas con actividad del Zika (principalmente en Sudamérica) y que han viajado a la península de vuelta.

En todo caso, la Junta sí recomienda a mujeres embarazadas o que estén tratando de quedarse embarazadas y que planean viajar a las zonas afectadas por la transmisión del virus Zika que pospongan sus viajes si no son esenciales. En caso de que no sea posible, se aconseja retrasar el viaje, extremando las medidas de precaución necesarias para evitar las picaduras de los mosquitos.

El Zika se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados. La enfermedad produce, por lo general, una sintomatología leve que puede pasar desapercibida o diagnosticarse erróneamente como Dengue, Chikungunya u otras patologías virales. Los síntomas se inician entre tres y doce días después de la picadura de un mosquito infectado e incluyen principalmente febrícula, erupción cutánea, dolores articulares y musculares, dolor de cabeza o cansancio. Estos síntomas suelen durar entre dos y siete días y por lo general se resuelven sin secuelas.

En este sentido, la mejor protección contra la picadura de mosquitos es evitar la exposición a estos insectos. Así, es recomendable utilizar ropa que cubra al máximo la piel: usar camisas de manga larga y pantalones largos cuando esté al aire libre en zonas con mosquitos. También es conveniente proteger la piel expuesta con repelentes de insectos. Los repelentes deben utilizarse ajustándose a las instrucciones del fabricante y no debe superarse la dosis indicada. El uso de mosquiteros en ventanas en lugares con presencia de mosquitos también es aconsejable, al igual que mantenerse alejados de espacios donde haya agua estancada sin tratar (agua clorada), como desguaces, fuentes, piscinas hinchables, estanques, etc.

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2016 - 08:00 h
stats