La Junta busca adecuar el Conservatorio para evitar emisiones

Concierto en el Conservatorio de Música | MADERO CUBERO
La delegada de Educación reconoce las necesidades del centro y llama a un entendimiento entre docentes, alumnos y vecinos |

La delegada de Educación, Manuela Gómez, ha llamado hoy a un entendimiento entre los vecinos, los alumnos del Conservatorio y los profesores tras la queja de los primeros por el “ruido” que, en su opinión, se escucha salir de las aulas. La delegada ha reconocido que en los pasados días de calor los alumnos solían abrir las ventanas de las clases por no tener aire acondicionado. “Tendremos que buscar alguna forma de llegar a un acuerdo entre todos”, ha dicho Gómez. La delegada ha recordado la fuerte inversión realizada y ha señalado que se están habilitando las distintas aulas paulatinamente.

Jesús Padilla González, presidente de la asociación de vecinos del entorno de la escuela de música rubricó un escrito denunciando que algunos de los residentes se quejan de las molestias ocasionadas por el alto nivel de las emisiones acústicas. “No queremos que se sancione al Conservatorio, pues preferimos que se dedique ese dinero a solucionar el problema; pero sí queremos que se le llame seriamente la atención a los responsables de este problema y se les conmine a que pongan fin a esta situación”, afirman los vecinos, quienes advierten de que si en este verano no se resuelven sus demandas denunciarán los hechos a la Fiscalía de Medio Ambiente, por si se pudiera estar atentando contra la salud de los vecinos.

La misiva se inicia con el sentimiento de agravio que sienten los vecinos con respecto a un reciente caso. “En Sevilla, por sobrepasar en 10 decibelios, el máximo legal permitido, un conservatorio ha sido motivo de sanción administrativa por parte del Ayuntamiento; el Conservatorio de Córdoba, según mediciones acústica de la Policía Local lo sobrepasa en 29 decibelios. Esto es falta administrativa muy grave y no se ha hecho ni se hace nada”, se queja, aportando, además, las mediciones realizadas por los agentes municipales.

“Ya llevamos tres cursos solicitando amablemente que se solucione el problema. La Asociación ha realizado multitud de escritos; ha hablado de este tema con las dos últimas delegadas de Educación, dos veces con Luis Martín (presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo), también con Carmen Sousa (delegada de Seguridad y Vía Pública) y con el fefe de la Policía Local y multitud de veces con la Dirección del Centro: todos lo saben y, al pareder, dado los resultados que observamos, nadie hace nada”, afirman los residentes. “¿Qué debemos hacer nosotros más, que actitud debemos tomar?”, se preguntan.

Los vecinos terminan señalando que la semana pasada remitieron su queja al Defensor del Pueblo. “Y, por supuesto, hemos reiterado nuestros escritos pidiendo una solución al director del Centro, a la delegada de Educación y a la Gerencia de Urbanismo. A la Policía Local los vecinos la tienen aburrida con tantas denuncias telefónicas: ¡Ya ni nos hace caso! ¡Dicen que ellos no pueden hacer nada más que tramitar las denuncias…!”.

Etiquetas
stats