Interior desautoriza el acto de despedida a los policías de Córdoba

Concentración en apoyo de la "unidad de España", este fin de semana | MADERO CUBERO

Malestar. Sorpresa. Enfado poco disimulado. Fuentes cercanas a Interior afirman que en el Ministerio no han sentado nada bien las imágenes de decenas de personas despidiendo a la veintena de agentes de la Policía Nacional que en el mediodía de este lunes partieron de la Comisaría de Campo Madre de Dios rumbo a Cataluña.

"El Ministerio no tenía conocimiento de esta despedida, no la aprueba y asegura que no va a pasar", señalan en Interior. Asimismo, también "se han exigido responsabilidades" a los responsables de la Comisaría por lo ocurrido, señalan las mismas voces. Los agentes forman parte del contingente de refuerzo que el Gobierno de Mariano Rajoy está desplegando en las cuatro provincias catalanas con motivo del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre.

El autobús salió de la comsiaría acompañado de motocicletas de la Policía Nacional decoradas con banderas españolas, hasta la autovía A-4. Allí, el autobús fue escoltado, a su vez, por otros dos furgones de la Policía Nacional adornados, también, por banderas nacionales. Córdoba no fue el único caso, también en ciudades como Huelva se realizaron concentraciones parecidas. En la Comandancia de esta ciudad andaluza se despidió a los guardias civiles al grito de "a por ellos".

Todo se hizo, afirman las fuentes, sin el conocimiento de las más altas instancias de Interior que han hecho llegar su descontento por las imágenes ofrecidas. En las mismas, los agentes vestidos de civil -algunos con la camiseta de la Selección, otros envueltos en la bandera nacional- eran vitoreados y aplaudidos entre abrazos antes de partir.

La tensión crece a medida que se acerca la fecha fijada por la Generalitat para realizar la consulta. Tras los registros y detenciones ordenadas por un juez instructor de Barcelona contra funcionarios y Ayuntamientos en esta semana se han venido repitiendo las demostraciones masivas de apoyo a la independencia en Cataluña y la presión contra los guardias civiles al frente de estas operaciones no ha dejado de aumentar.

https://youtu.be/tDeSG6cglIc

En respuesta, tanto en Cataluña como fuera se han producido gestos públicos en favor de los agentes, en contra de la independencia y en respaldo de la unidad de España. Tanto en el caso de independentistas como de los que defienden la unidad del Estado, el uso de banderas ha sido la tónica. La senyera con las cuatro barras y la estrella para los primeros; la rojigualda con el escudo constitucional, para los segundos.

El episodio de este lunes en la comisaría de Córdoba ha sido solo el último después de un fin de semana de movilizaciones nacionalistas españolas. La manifestación más importante ocurrió este domingo cuando unas 2.000 personas se reunieron a las 19:00 bajo la bandera rojigualda del Vial Norte. Más allá del ex concejal del PP Miguel Reina, no había presencia política alguna. Sí muchas banderas de España, todas constitucionales, y muchos gritos y arengas a favor de la Guardia Civil, el Ejército, la Policía Nacional y el Rey. "Yo soy español, español, español", se coreaba en la pequeña plaza que preside la inmensa bandera del Vial Norte.

Etiquetas
stats