Icomos: la Unesco debe conocer los cambios en la Mezquita

La celosía que se retirará, para abrir una segunda puerta a las cofradías | MADERO CUBERO
El secretario del organismo asesor de Naciones Unidas recuerda que el monumento fue declarado Patrimonio Mundial con la celosía de De La-Hoz que la Junta ha aprobado retirar

El Icomos, el órgano asesor de la Unesco en temas de patrimonio, todavía no tiene una postura oficial sobre el permiso que la Junta ha dado al Cabildo de Córdoba para que retire una de las cuatro celosías instaladas por Rafael de La-Hoz en el muro norte de la Mezquita-Catedral. La intención de los religiosos es sustituir la estructura fija por otra móvil que permita abrirse y cerrarse para permitir la integración del monumento -catedral desde 1239- en la Carrera Oficial de la Semana Santa. "No hay una opinión al respecto pero recordamos que cualquier obra debe comunicarse a la Unesco a fin de evitar cualquier tipo de problema", señala el secretario en España de Icomos, Víctor Fernández.

La Unesco declaró Patrimonio Mundial a la Mezquita en 1984. Para entonces, las cuatro celosías de Rafael de La-Hoz llevaban 12 años tamizando la luz del interior del monumento en un intento, por parte del arquitecto cordobés, de recuperar cómo debió de ser la iluminación del templo antes de que toda la arcada de acceso del muro norte -el que da al Patio de los Naranjos- fuese cegada en el siglo XVIII. "La Unesco no interpretó que esas celosías fuesen u elemento nocivo que dañasen al monumento. Interpretó que formaban parte del mismo como cualquier otro", subraya Fernández.

Por esta razón, por el delicado material con el que se trata -un monumento que es símbolo de la relación entre religiones, una de las razones por las que fue declarado Patrimonio Mundial-, el secretario del Icomos recuerda la necesidad de "seguir el protocolo" y comunicar a la Unesco cualquier intervención que vaya a realizarse. "No existe ninguna obligación, es cierto, pero el organismo internacional invita a que se le informe antes de que se haga cualquier obra, antes de que se haga algún cambio que luego sea difícil de reparar. Es para evitar problemas".

La decisión de la Junta de Andalucía de aceptar el deseo del Cabildo y retirar una de las celosías ha caído como un jarro de agua fría en la familia del arquitecto cordobés, muerto en 2000. SSu hijo -del mismo nombre y también arquitecto- se plantea acudir a los tribunales. De L-Hoz sospecha que ha habido irregularidades en el procedimiento que se ha seguido. Su inquietud la ha trasladado a la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte y a la Gerencia Municipal de Urbanismo. Estas irregularidades se habrían producido a lo largo de toda la tramitación del expediente hasta que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta dio el visto bueno el jueves pasado.

Además de criticar la opacidad del procedimiento y denunciar que no se le ha permitido tener acceso a los documentos, De La-Hoz, denuncia que la obra supondría un "gravísimo daño al patrimonio histórico" que podría incurrir "en la comisión de delitos sobre el patrimonio histórico previstos en los artículos 321 y siguientes del Código Penal". Además, al arquitecto le llama la atención que incluso antes de la luz verde de la Junta, ya "se habría realizado la construcción de las rampas necesarias para la posterior utilización de la puerta".

Etiquetas
stats