El Genil anega pagos de huerta en Palma y vuelve a bajar de caudal

Río Genil en una imagen de archivo.
Los embalses han crecido en casi tres puntos en menos de tres días y alcanzan ya el 64,41% de su capacidad

Lo peor ha pasado en Palma del Río. El río Genil ha inundado esta noche la zona de pagos de huerta de Pedro Díaz, anegando de una forma más leve de lo previsto alguna de sus viviendas. El momento en el que río bajo más crecido fue a partir de las 23.00 de anoche. Desde entonces, el caudal ha bajado y la situación de alerta que ha vivido la población se ha desactivado.

Finalmente, no se cumplieron las peores previsiones y el río no llegó a cortar la carretera de acceso a la calle de El Junco. Aguas arriba, en Écija, el río Genil también se calmó y no fue necesario rescatar a unos vecinos de la Isla del Vicario que quedaron aislados. En Palma del Río, el agua de este afluente del Guadalquivir llegó donde siempre, a los pagos de huerta de la zona de La Granja y Pedro Díaz. Allí, sus vecinos están habituados a convivir con estas crecidas que inundan sus campos de cítricos.

Y tras la tempestad llegó la calma al resto de la provincia. Los caudales de todos los ríos y arroyos han comenzado a estabilizarse desde que ha dejado de llover, en un episodio de intensas precipitaciones que ha dejado más de 100 litros por metro cuadrado en algunos puntos de la provincia en sólo dos días. Esto ha provocado que las escorrentías comiencen a llenar los pantanos de una forma vertiginosa. Así, si el pasado jueves por la mañana los embalses de la provincia de Córdoba estaban al 61,5% de su capacidad, esta cifra a las 8.47 de hoy era del 64,41%. Es decir, ha crecido casi tres puntos en sólo 72 horas.

Por otra parte, un pantano de Córdoba ha comenzado ya a desembalsar agua aunque de forma leve y poco significativa, ya que todo lo que desagüe irá a parar a otro pantano. Se trata del Guadalmellato, que ha abierto sus compuertas para ayudar al llenado de San Rafael de Navallana. En estos momentos, el Guadalmellato está al 74,45% de su capacidad (cuatro puntos más que sólo 12 horas antes), mientras que San Rafael de Navallana está al 40,46%. El desembalse sobre las 9.00 de esta mañana era de unos 194 metros cúbicos por segundo, una cantidad que aún no es muy elevada pero que empieza a ser significativa y a notarse en el interior de San Rafael de Navallana.

Mientras, el caudal del Guadalquivir también se está estabilizando tras la segunda crecida de la temporada hidrológica, menor que la anterior. Ahora mismo, el río grande de Andalucía alcanza una altura de 3,92 metros de altura en el azud de Alcolea. El caudal por Villafranca es de 621 metros cúbicos por por segundo, lejos aún de los 1.200 metros cúbicos por segundo considerados como el límite del desbordamiento.

Etiquetas
stats