La Fiscalía pide 21 años a un hombre por perseguir y disparar a su mujer, y su defensa la absolución

Agentes de la Policía Nacional entrando a uno de los bloques de Las Palmeras | ÁLEX GALLEGOS

La Fiscalía Provincial de Córdoba solicita una pena de más de 21 años de cárcel para un joven de 20 años que está acusado de varios delitos por, presuntamente, perseguir y disparar a su mujer. La defensa del procesado, que está en prisión provisional desde el pasado mes de abril, cuando supuestamente ocurrieron los hechos, solicita para él su libre absolución, según consta en la documentación del procedimiento judicial a la que ha tenido acceso este periódico.

El procesado está acusado de siete delitos: asesinato en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, uno de malos tratos habituales, dos de malos tratos, otro de lesiones y otro leve de daños. Entre todos, la Fiscalía suma una petición de pena de 21 años de cárcel. A esta petición se ha sumado la acusación particular, que defiende a la mujer, pero pide un total de 25 años de cárcel. En cambio, la defensa, representada por la letrada María del Mar Jiménez Sánchez, solicita la libre absolución del acusado al considerar que hay varios testigos que afirman lo contrario a lo presuntamente ocurrido.

Según la calificación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron el 15 de abril de este año en Las Palmeras. La mujer presentó una denuncia en el Juzgado de Violencia contra la Mujer al considerar que su marido, con el que vivía pero del que se había separado, le había perseguido por uno de los patios de Las Palmeras disparándole con una escopeta. El hombre no habría llegado a acertar en ninguno de los disparos de una escopeta que, alega la defensa, no ha sido encontrada.

La Fiscalía apoya su acusación en los informes periciales realizados sobre la mujer. La misma ha relatado que ha sufrido malos tratos en el ámbito doméstico de manera continuada durante años, desde que inició la convivencia con el acusado, con el que tiene un hijo. Los informes psicológicos, según la Fiscalía, certifican que la mujer es víctima habitual de malos tratos.

En el sumario, la mujer relata varios episodios de violencia que no denunció. Varios consistentes en agresiones con una vara, en reiterados golpes, en control de entradas y salidas, en amenazas y violencia física contra ella o miembros de su familia y hasta en una última agresión después de que su pareja comprobase que se había abierto una cuenta en Instagram. Ese día, el anterior a los hechos denunciados, el hombre le habría destrozado el teléfono móvil y agredido, según denunció ante la Policía Nacional.

Siempre según la Fiscalía, el procesado la persiguió el 15 de abril por uno de los patios de Las Palmeras con una escopeta, realizando varios disparos que le habrían pasado rozando a la mujer. La víctima habría logrado refugiarse en un porche y posteriormente entrar en la casa de sus padres. Según su denuncia, su pareja disparó en la ventana de la vivienda.

La defensa del hombre, en cambio, rechaza esta versión y niega que ocurrieran estos hechos, más allá de episodios puntuales de malos tratos en el ámbito familiar. Por eso, ante la inminente celebración del juicio, solicitará su libre absolución y su salida inmediata de la prisión provincial de Córdoba.

Etiquetas
stats