Cómo las empresas de serigrafía textil han readaptado sus negocios en el COVID-19

.

Uno de los sectores que más han sufrido la crisis del Coronavirus ha sido el sector textil y de la moda. Se estima que las ventas han disminuido con fuerza debido a que la gente no acudía a las tiendas. Es más, todavía suele haber cierto miedo a la hora de acudir a una tienda de ropa. Por este motivo, las empresas se han tenido que reinventar para adaptarse a los nuevos tiempos y en consecuencia adaptarse a lo que los clientes necesitan en estos momentos.

¿Cuál ha sido el mayor desafío de las empresas de serigrafía textil?

El mayor desafío que han tenido que asumir este tipo de empresas es que se han tenido que adaptar como el resto de las empresas con gran rapidez si no querían someterse a un cierre temporal que ha sido bastante largo. EL objetivo de esta adaptación siempre ha sido el de seguir vendiendo a pesar de la restricción de la actividad productiva a nivel físico.

En este caso los negocios tuvieron que aprender a centrarse en lo verdaderamente importante en ese momento, vender online si querían seguir abiertos. Hay que tener en cuenta que todos los locales tuvieron que cerrarse por culpa de la pandemia.

Además, para poder seguir trabajando tuvieron que tomar medidas de seguridad sanitarias. Tanto por el bien de los clientes que iban a recibir los pedidos como por el bien de los propios trabajadores que estaban trabajando dentro de la empresa.

Por si esto fuese poco, muchas empresas tuvieron que dar un paso hacia un ERTE parcial. Esto quiere decir que tuvieron que mandar a parte de sus trabajadores a un ERTE porque el número de pedidos había decrecido. Eso supuso una complicación extra para las empresas ya que muchas de ellas no estaban preparadas para tener que tomar esa decisión.

Digitalización del negocio de serigrafía textil

Internet ha sido de gran ayuda a muchas empresas, debido a que sin internet las cosas no hubieran sido como han sido. Internet y la digitalización han permitido que muchos negocios hayan podido sobrevivir a la primera oleada de COVID-19 y puede que también ayude a sobrevivir a dichos negocios en caso de que se produjese una segunda oleada, la cual cada vez parece más cercana.

Si nos centramos en las empresas de serigrafía textil, nos damos cuenta de que las empresas que han sobrevivido en su mayoría han sido porque se han digitalizado y en consecuencia se han adaptado a los nuevos tiempos. Un ejemplo claro lo podemos ver en TusKamisetas, líder en venta de camisetas personalizadas, no solo no ha bajado en número de ventas, sino que ha conseguido incrementarlas gracias a la digitalización del negocio. Se ha demostrado que las ventas online de moda y de prendas personalizadas ha aumentado de manera importante. Esto se debe a que la gente no termina de tener confianza a la hora de acudir a una tienda a comprar. Eso hace que buena parte de los consumidores terminen por realizar sus compras online. Es decir, las empresas que se han readaptado y se han digitalizado, son las empresas que han conseguido llegar a más gente y aumentar su margen de beneficios. En contra, las empresas que no han sabido reaccionar a tiempo han perdido buena parte de sus clientes o directamente se han visto abocadas al cierre.

La verdad, la digitalización de los negocios era algo que ya se venía haciendo desde hace tiempo, pero la verdad es que durante el confinamiento esa digitalización se ha incrementado porque todo el mundo quería seguir abierto aunque sus locales estuviesen cerrados.

La ventaja de digitalizar un negocio de serigrafía textil es que los clientes pueden seguir disfrutando de los diseños personalizados que buscan sin tener que acudir a la tienda. Además, se eliminan las fronteras de una tienda física y se puede dar servicio a muchas más personas. Esto hace que muchas empresas se hayan readaptado con rapidez.

Descuentos para atraer clientes

Los últimos estudios nos están demostrando que las rebajas y descuentos son una gran herramienta para animar a los clientes a comprar. Un ejemplo lo podemos ver en las rebajas de verano. Las rebajas han funcionado bien. Según los datos que hemos obtenido, durante las rebajas se ha incrementado el gasto en algo más de un 10%. En cierta manera era algo comprensible, debido a que buena parte de la población estuvo varios meses sin realizar ni una sola compra textil.

Lo mismo ha pasado con el sector de la serigrafía textil. Durante los últimos meses han lanzado ofertas agresivas para llamar la atención de los clientes y así conseguir al menos mantener el nivel de ventas. Eso sí, muchas empresas con presencia online no solo han conseguido mantenerse, sino que algunas han incrementado sus ventas. Todo eso porque se han sabido readaptar, posicionarse y ofrecer buenas promociones para que la gente se sintiese atraída.

¿Cuáles han sido las lecciones aprendidas?

La pandemia nos ha dejado grabados recuerdos muy malos, pero también nos ha permitido aprender cosas que no tenemos que olvidar en el futuro.

Como hemos podido ver, estas empresas han tenido a que aprender entre diversificar y personalizar. Y apostando por la personalización han conseguido muy buenos objetivos, de aquí que muchas empresas hayan salido fortalecidas tras la pandemia.

Ahora hay que tener en cuenta la lección que se ha aprendido para ponerla en práctica en caso de que se vuelva a producir una nueva oleada de Coronavirus en nuestro país. Las empresas de serigrafía textil tienen que estar preparadas para una nueva oleada. Si siguen todos los consejos que han aprendido durante la pandemia, superar una segunda oleada las resultará mucho más fácil. Por este motivo, tras la vuelta de vacaciones, muchas se están preparando para poder afrontar una nueva crisis sanitaria y en consecuencia no perder clientes y en consecuencia beneficios. Durante la crisis sanitaria lo verdaderamente importante es aguantar y superar la situación sin tener que llegar a la peor situación, la cual es el cierre total de la empresa.

Etiquetas
stats