Dulce artesanía conventual

Muestra de Dulces Conventuales de la hermandad del Calvario. | MADERO CUBERO

Son lugares dedicados al rezo cuyos muros rezuman oraciones a Dios y donde el trabajo es el complemento perfecto y sin el cual no se entendería tampoco la vida de sus moradoras. Ora et labora. Ellas son mujeres consagradas que tienen como medio de vida en muchos casos la venta de los productos que elaboran en sus obradores de manera artesanal, siguiendo a menudo recetas antiquísimas conservadas en los conventos de clarisas, jerónimas, carmelitas... y así en muchos monasterios de las congregaciones que se dedican a hacer dulces durante todo el año pero que tienen en las fechas cercanas a la Navidad su momento de mayor producción.

A la venta de estos productos ayuda en Córdoba de manera especial la hermandad de Nuestro Padre Jesús del Calvario, que de nuevo con los aires de diciembre y aprovechando el Puente de la Inmaculada Concepción celebra en el Palacio Episcopal, junto a la Mezquita-Catedral, su ya tradicional y asentada Muestra de Dulces Conventuales que en 2018 cumple su decimocuarta edición. Comienza este miércoles 5 de diciembre a las 17.00 horas y se podrá visitar para hacer compras hasta el domingo día 9 de 10.30 a 20.00 horas de manera ininterrumpida.

El visitante no sabrá por qué delicias decidirse a unos precios a partir de 3 euros y que varían en función del producto. ¿Comprará yemas o mazapanes? ¿Se decantará por los roscos de anís y vino o por los polvorones? La oferta será variada en el patio del Obispado. Se podrán adquirir bombones, turrones de chocolate, duros y blandos, de avellana y almendra. Y también el dulce típico de nuestra ciudad como es el pastel cordobés y otros procedentes de lugares como Osuna, localidad donde las monjas elaboran los llamados “Marroquíes”, que solo se fabrican en ese convento Concepcionista a base de un bizcocho muy tierno con azúcar glasé, toda una delicatessen.

No faltarán mermeladas hechas por las religiosas del convento de San Calixto de Hornachuelos o licores de fresa, yerbabuena o naranja que produce uno de los conventos de carmelitas de Córdoba capital. Pero no todo lo que se oferta contiene azúcar, también hay dulces que pueden comer los diabéticos, hechos especialmente para ellos por las monjas, que con esta muestra que organiza el Calvario obtienen importantes ingresos para su supervivencia, a lo que se une el fin que la cofradía del Miércoles Santo da a los beneficios que obtiene con la venta de los dulces, pues un alto porcentaje de los ingresos van destinados a Cáritas parroquial de San Lorenzo, su sede canónica.

Los villancicos no faltarán y el jueves 6 a las doce del mediodía actuará el Coro Amigos del Rocío para animar a los asistentes con su música de estas fechas. Allí esperarán los hermanos del Calvario a todo el que se quiera acercar y colaborar comprando productos de los trece conventos que participan, tres de ellos nuevos.  Son los de Hermanas Trinitarias de Martos, Carmelitas del Sagrado Corazón de Córdoba, Convento de Nuestra Señora de la Sierra de Hornachuelos, Santísima Trinidad de Baza, Santa Ana y San José de Córdoba, Santa Clara de Estepa, Purísima Concepción de Marchena, Santa Clara de Montilla, Monjas Jerónimas de Constantina, Santa Clara de Belalcázar, Monasterio de San José de Villaviciosa de Córdoba, Convento Concepcionistade Osuna y Convento de Nuestra Señora de la Paz de Fregenal de la Sierra.

Por otra parte, la hermandad del Calvario ha aplazado a enero su Torneo Benéfico de Pádel en el Play Center de Las Quemadas, por lo que quienes quieran participar aún pueden apuntarse llamando al 711 709 003 y 617 209 278 (Play Center), 677 460 978 (Rafael) y 625 637 100 (Javier).

Etiquetas
stats