Diario del Confinamiento | Con la ayuda de un pariente

Macaco Rhesus.

Leo que un grupo de investigación de Estocolmo es uno de los equipos que, en todo el mundo, está centrando sus investigaciones en dar lo antes posible con una vacuna contra el Covid-19. Para ello están centrando sus esfuerzos investigando con ratones, alpacas y macacos.

Como no tengo ni idea de ciencia, me centro en las periferias de la noticia que leo y me fijo especialmente en esos tres animales: los ratones, vale; las alpacas (que son parecidas a las llamas, tal vez escupan también cuando se estresan y eso es bueno para la investigación). Y los macacos. Pero, si leo más despacio, resulta que se trata de los "macacos Rhesus", un pariente que lleva mucho tiempo ayudándonos sin que el común de los mortales nos hayamos dado cuenta.

El Rhesus tiene un aspecto simpático, pero sin alharacas, más bien afable y es muy común en Asia y parte de África.

Gracias a este pariente, el factor Rh de la sangre se llama así porque se identificó por primera vez en este animal. Yo, en puridad, no sé cuál es la importancia del factor Rh en los grupos sanguíneos, pero sin duda es mucha. Mi Rh es positivo; ahí lo dejo.

Pero es que aún hay más, la NASA envió ejemplares de este macaco al espacio en las décadas de los cincuenta y sesenta. No tengo datos de si volvieron o cómo volvieron. Tal vez haya algunos por ahí esperando a que llegue Chalton Heston.

El macaco Rhesus y yo compartimos el noventa y tantos por ciento de secuencia de ADN y somos parientes desde hace millones y millones de años.

No deja de fascinarme que, además, el macaco Rhesus sepa reconocerse en un espejo, como yo casi todas las mañanas. Y, para colmo, debe su nombre a Reso, un rey de Tracia que sale en la Ilíada y que, como es normal en ese libro, casca.

Si, además de todo lo que lleva haciendo por nosotros este pariente, nos ayuda a encontrar una vacuna contra el virus que asola ahora el mundo, ya saben a quién hay que aplaudir, condecorar, poner un monumento, darle un premio honorífico y mucho más. A veces somos muy desagradecidos con los parientes.

Etiquetas
stats