La deuda viva de la Diputación pasa de 200 millones a 155 en dos años

.
Ceballos califica el primer periodo de mandato del PP como una etapa de “consenso”

Balance de los dos primero años del Partido Popular al frene de la la Diputación de Córdoba. La presidenta y alcaldesa de Priego de Córdoba, María Luisa Ceballos, ha calificado estos 24 meses como los del gobierno del consenso, destacando que más del 80% de las medidas adoptadas por el órgano provincial han sido acordadas con el resto de partidos políticos. El vicepresidente de la Diputación, Salvador Fuentes ha destacado, por su parte, la labor de saneamiento en la que se ha embarcado el gobierno desde 2011. Ese año, ha recordado, la deuda viva ascendía a casi 200 millones de euros, fijándose a junio de 2013 en algo más de 155 millones. Las previsiones de Fuentes sitúan en 70,4 millones la deuda a finales de 2016.

“2011 fue el año del saneamiento de la deuda, la racionalizando del gasto y la austeridad”, ha dicho Ceballos. “Se logró la reducción de gasto no incrementando los servicios y adelgazando, por ejemplo, en personal de Presidencia, lo que equivalió una ahorro solo en eso de 120.000 euros”, ha recordado la presidenta.

Para la máxima responsable de la Diputación, 2013 tiene que ser “el momento de la inversión”. Y lo mismo opina Fuertes. “Estos dos años han sido los de la austeridad y la reforma. Ahora viene el impulso”. El vicepresidente ha sido el principal gestor económico de estos dos años de gobierno. “Lo primero que hicimos fue ordenar las cuentas y rebajar la deuda de 200 millones de euros a 155 millones. El endeudamiento por habitante también lo hemos bajado a niveles de 2010”, ha destacado el vicepresidente, recordando que el gasto público ha recaído “sobre los municipios más pequeños y más necesitados”. Para Fuertes así se va construyendo “el andamio que nos permitirá impulsar las inversiones. Son 25 millones de euros en infraestructuras y mantenimiento. Carreteras, fondos Feder y equipamiento.

Fuentes ha repasado la auditoría a las que han sometido este año a las fundaciones, empresas públicas e institutos de la Diputación. “Las hemos estudiado y sus resultados nos están dando las claves para mejorar su funcionamiento y apuntar las mejoras necesarias”, ha avanzado. “Ahora sabemos cuales son las cuentas y podemos mejorarlas y ver qué ha servido y qué no”, porsigue.

Uno de los puntos negros de la Diputación, herencia de los anteriores gobiernos es el Consorcio de Bomberos, cuya gestión está pendiente de la resolución del Tribunal de Cuentas que debe averiguar dónde han ido a para más de 700.000 euros. “Recuperar el dinero del consorcio no lo vamos a recuperar”, ha advertido Ceballos, “pero vamos a saber que ha pasado”.

En el debe, el vicepresidente Salvador Fuentes también echa de menos que la Junta se ponga al día en el pago de las nóminas de las ayudas a domicilio para dependientes. “Son casi 13 millones de euros que se deben”, ha subrayado. “Esperamos que cuando entre en vigor la ley de reforma local retrasos así se subsanen”. La Diputación va a adelantar hoy el pago de siete mensualidades retrasadas por la Junta, han avanzado Ceballos y Fuentes.

Etiquetas
stats