Desplome en las máximas: vuelta al frío y la lluvia

Una mujer con un bebé en un cochecito.

Como una cebolla, por capas. Así llevamos desde que comenzase diciembre, abrigo al alba y de corto según media el día. Una foto fija de situaciones anticiclónicas invernales en la península Ibérica que este año se ha acrecentado con una advección cálida impropia de estas fechas que llegó a registrar nueva máxima histórica para un mes de diciembre en el observatorio meteorológico de Córdoba Aeropuerto. Un escenario de sol, frío y calor que va a poner punto y seguido durante la presente semana, cuando la aproximación de una vaguada al norte peninsular consiga romper la atonía de un invierno que ha empezado con sabor de primavera.

Aires de cambio

Con la dorsal anticiclónica asentada sobre la península Ibérica, la estabilidad y las temperaturas suaves se han convertido en protagonistas indiscutibles de la escasa actualidad meteorológica. Afortunadamente una profunda borrasca atlántica situada en el entorno islandés, va a 'estirar' dicha dorsal hasta la península Escandinava, abriendo al sur un pasillo temporal en el bloqueo al que el de Azores nos tiene sometido. Un pasillo que permitirá durante la madrugada del próximo jueves la aproximación y paso por el norte peninsular de una vaguada asociada a una borrasca más profunda, que terminará por desgajarse sobre el mar Mediterráneo ya durante la jornada del viernes.

El paso de la vaguada vendrá acompañado de un sistema frontal que dejará precipitaciones generalizadas en toda la Península, empezando desde la madrugada del jueves por el extremo noroccidental, y barriendo a su paso el resto del territorio hasta las últimas horas del día. Paso rápido que vendrá acompañado de una masa de aire fría que provocará un descenso en los termómetros de entre 8 y 10 grados. Descenso que se notará fundamentalmente en unas máximas que volverán a quedar en el rango de los 10 °C. Día frío y húmedo que dejaría de nuevo paso a la estabilidad de días pasados, pero que puede tratarse de una nota que marque un cambio de tendencia respecto al inicio del invierno climatológico. Señal de cierto debilitamiento del anticiclón de las Azores que podría derivar en unas navidades más grises de lo hasta ahora vivido

Invierno por dos días

Tras dos semanas sin registrar precipitaciones, con máximas que han visto superar la barrera de los 20 °C en numerosas ocasiones y cierta sensación de monotonía en el pasar de los días, la mañana del jueves Córdoba volverá a recuperar los sabores de un otoño que en suma resultó perfecto. Tras una primera mitad de semana de repetitiva tónica de mañanas frías y tardes de paseo, durante la madrugada del jueves la provincia verá cubrir sus cielos y volverá a escuchar el arrullo de la lluvia.

El sistema frontal que afecte a la provincia tendrá especial incidencia durante las primeras horas de la mañana, siendo la lluvia asociada de carácter leve a moderado, esperando acumulados de poco más de 10 mm. Lluvia escasa para un mes tradicionalmente húmedo, que verá sumar sus primeros litros casi encarando ya su segunda mitad. Poca lluvia para un jueves que ganará en estabilidad con el paso de la tarde, y donde las temperaturas, especialmente las máximas, sufrirán un desplome más que significativo.

De los 21.2 °C de la tarde del lunes a los poco más de 11 o 12 °C que podrían registrarse durante la jornada del jueves. Un descenso que tendrá continuidad durante el viernes, pero tardará poco en volver a suavizar sus valores de cara a un fin de semana que recuperará el pulso meteorológico de estos días. Ya veremos por cuánto tiempo más.

Puede seguir a Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats