Demetrio Fernández: “Ni siquiera el Papa puede deshacer el matrimonio”

Demetrio Fernández, en su despacho durante una entrevista | MADERO CUBERO
El obispo de Córdoba escribe su carta semanal previa a la reunión que mantendrá en Roma con Francisco para abordar la reforma de los procesos de declaración de nulidad matrimonial

Abiertamente, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, no está criticando al máximo responsable mundial de la Iglesia, el Papa Francisco, aunque entre líneas, y con algunos entrecomillados, lo parezca. En su carta semanal a los católicos cordobeses, el obispo Demetrio Fernández, ha escrito sobre el Sínodo de los obispos sobre la familia que ha convocado el Papa Francisco en Roma, y en el que ha planteado algunas propuestas revolucionarias, como la agilización de los procesos para declarar nulos algunos matrimonios. No es un visto bueno a los divorcios, aunque de alguna manera se le parece.

En su carta, titulada Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre, el obispo de Córdoba afirma que “nadie por tanto puede deshacer –ni siquiera el Papa– lo que Dios ha unido por voluntad de los esposos en el sacramento del matrimonio”. Fernández arguye que “el Papa Francisco ha reformado los procesos de declaración de nulidad matrimonial, haciendo más ágil el procedimiento y, por tanto, abaratando sus costes o haciéndolos incluso gratuitos. No se trata de un divorcio exprés a lo católico. No”.

En este sentido, el obispo cordobés insiste en que “tendremos que explicar bien esto a los fieles”. “Porque es muy importante la reforma del proceso, pero no debe inducir a la equivocación de que la Iglesia acepta el divorcio. El matrimonio en el plan de Dios sigue siendo indisoluble, uno con una para toda la vida. La reforma del Papa hace más rápidos tales procesos. Sólo los que piensan que su matrimonio no fue tal matrimonio, podrán acudir al obispo, que estudiando el caso, verá si hubo o no hubo matrimonio, y dictará la sentencia correspondiente”, concluye.

Etiquetas
stats