Córdoba vive una nueva 'Friday shopping night fever'

.
Los comercios del centro de la ciudad se engalanan para ofrecer descuentos y atraer a los consumidores hasta la madrugada

Los síntomas vuelven a ser los mismos de las dos ediciones anteriores. La shopping night de Córdoba vuelve. Y con ella, la algarabía en la calle, alguna alfombra de color en la acera. Muchos globos. Y, sobre todo, gente. mucha gente. Curioseando, asomándose a las tiendas. ¿Comprando? También. Pero a primera hora de la noche el viento, bastante molesto en algunas zonas hacía incómodo pasear tranquilamente. Y los comerciantes, que habían sacado su género a la calle, abriendo sus escaparates, se preocupaban de que las rachas levantiscas no echasen todo a perder. Pero no. Aguantaban, al menos, al principio. Y también los compradores, cargados de bolsas, que aprovechaban los descuentos y las ofertas de una noche muy especial y que, según los carteles, ofrecían rebajas de hasta el 50% en algunos productos.

Medio millar de comercios han abierto sus puertas la noche de este viernes para la tercera edición de la shopping night de Córdoba. Los promotores y organizadores de esta actividad, asociados en Comercio Córdoba, Córdoba Apetece y Comerciantes Centro Córdoba, aspiran a repetir la asistencia de 180.000 personas que el año pasado calculó la Policía Local, según informó el presidente de la asociación de Comerciantes Centro Córdoba, Manuel Blasco.

En esta tercera edición, los organizadores promocionaron la actividad en Sevilla, Málaga, Granada y en los pueblos de la provincia en un intento por obtener mayor repercusión y generar un mayor foco de atracción. También lo hicieron a través de la red de ciudades AVE. Y es esta labor previa la que reconoció el vicepresidente de la Diputación. Salvador Fuentes, en el acto de inauguración en el bulevar del Gran Capitán. “Haber llegado hasta aquí ya es un premio. Se lleva hablando de este evento desde hace más de un mes en los medios de toda España”, se felicitó.

La delegada del Gobierno andaluz, Isabel Ambrosio, reconoció el atractivo que supone unir el comercio con los aspectos más lúdicos. Un poco más lejos, en la plaza de Las Tendillas, comenzaban a sonar los compases de los músicos que, sobre un escenario, iban a comenzar a amenizar la noche con un potentísimo y rotundo equipo de sonido. Todo era poco para animar a los consumidores a tirar de cartera y comprar.

Unas compras que, para el alcalde José Antonio Nieto, suponen una gran forma de promoción de la ciudad en sí mismas y, sobre todo, canalizadas en unos comercios “que están logrando que las pernoctaciones suban en Córdoba, que el turismo mejore y que se creen puestos de trabajo”. El regidor también avanzó que su equipo de gobierno está desarrollando, con un grupo de investigación, un informe estratégico del comercio tradicional en Córdoba.

Etiquetas
stats