La Confederación volverá a llevar agua al Molino de Martos

Un operario trabajando en la Ribera esta mañana FOTO: MADERO CUBERO
El organismo de cuenca retirará los sedimentos que se han acumulado sobre el embarcadero dentro de los trabajos de limpieza del río, que ya alcanzan el 70% de su ejecución

En su trabajo de limpieza y desbroce de la vegetación del río a su paso por Córdoba, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) intervendrá en el Molino de Martos y su entorno para volver a llevar el cauce hasta esta antigua infraestructura hidráulica. Según ha informado esta mañana el Comisario de Aguas de la CHG, Rafael Álvarez, durante las crecidas de los últimos años se han acumulado toneladas de sedimentos en el entorno del Molino de Martos, que han provocado que creciese abundante vegetación que impiden, a su vez, el uso del antiguo embarcadero y del propio molino, donde el Ayuntamiento de Córdoba instaló un museo municipal.

Por eso, y a través de los 1,8 millones de euros de inversión destinados a la limpieza del cauce del Guadalquivir a su paso por la ciudad, a partir de ahora los trabajos se van a centrar en la orilla izquierda del Guadalquivir, principalmente en la zona del Molino de Martos donde se va a crear una especie de canal a través del colector del Pedroche para que el cauce del Guadalquivir regrese a esta histórica infraestructura. También se va a retirar la vegetación y los sedimentos que cubren el antiguo embarcadero del Molino de Martos, usado hasta el siglo pasado por históricos barqueros que surcaban el Guadalquivir para transportar pasajeros y material de orilla a orilla sin tener que llegar hasta el Puente Romano.

Por otra parte, esta mañana el alcalde, José Antonio Nieto, y el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, han acompañado al comisario de aguas a la visita al entorno del Guadalquivir, para evaluar el estado de la intervención. El propio comisario de aguas ha cuantificado en un 70% el ritmo de ejecución de los trabajos, que calcula que pueden finalizar incluso “unos días antes de lo previsto”, que es el 31 de diciembre de este mismo año. En este sentido, a los obreros les está acompañando la falta de lluvias y el progresivo descenso en el cauce del Guadalquivir.

El comisario ha confirmado que a la margen derecha entre el Puente Romano y el de Miraflores aún le queda “una segunda pasada” de desbroce, y ha asegurado que a partir de ahora los trabajos se van a concentrar en la orilla derecha (enfrente del barrio de la Fuensanta) y en la reparación del Puente del Arenal, que sufrió daños este pasado mes de agosto por un incendio provocado y cuyos culpables aún no han sido encontrados.

Hasta el momento, se han terminado los accesos a la pila y se ha habilitado la plataforma de trabajo sobre el cauce del río. A su vez, se han fabricado los equipos auxiliares para la extracción de los apoyos. A continuación, se procederá a la inspección de los anclajes de las barras, su pesaje, instalación de la instrumentación necesaria y a la realización de las pruebas del sistema automatizado para el equipo de izado, para poder iniciar los trabajos de limpieza de las vestiduras degradadas y extraer así los apoyos afectados.

Etiquetas
stats