El Colegio de Abogados de Córdoba homenajea a sus letrados más veteranos

Acto de homenaje a los abogados veteranos del Colegio en el Círculo de la Amistad | TONI BLANCO

La fiesta anual de la abogacía de Córdoba se ha realizado este sábado en el Círculo de la Amistad, organizada por el Colegio de Abogados. "La organizamos prácticamente desde el día de nuestra fundación, coincidiendo con el día de nuestros patronos", explicó el decano del Colegio, José Luis Garrido. "Afortunadamente, cada año tenemos más éxito y esta vez hemos confirmado la asistencia más de 350 letrados", añadió. A ellos se han sumado representantes de instituciones como el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, o el presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba, Francisco de Paula Sánchez Zamorano.

En el encuentro se homenajeó a los abogados veteranos. En concreto a aquellos 48 que cumplen 25 años de ejercicio y a un letrado, Rafael Ordóñez López, que lleva 50 en activo ininterrumpido. A todos ellos se les entregaron sus respectivos diplomas tras una comida de hermandad. "No solo hay que darles un homenaje, sino casi ponerlos en un pedestal porque 25 años de ejercicio es mucho y ya 50, en una profesión tan dura y sacrificada como es la abogacía, es de verdadero mérito", resaltó Garrido.

Tanto los homenajeados como el conjunto de letrados trabajan en un ambiente laboral en continuo cambio, siempre al ritmo de los giros constantes de la legislación o la incorporación de las nuevas tecnologías y sistemas de resolución de conflictos. "También ha cambiado la forma de pleitear y se han incorporado procedimientos en masa, sobre todo ligados a los temas de consumo, que requieren de una preparación y un estudio constante", prosiguió el decano. "Por eso, si después de 25 años los abogados siguen en la brecha como titulares de despachos solo se debe a una dedicación constante que es digna de reconocimiento y alabanza", insistió.

Una de las abogadas homenajeadas es Rosa Muñoz. Con un cuarto de siglo de experiencia a sus espaldas, la profesional ha dedicado su carrera al Derecho de Familia. "En general, mi sector no ha cambiado demasiado a lo largo de los años pero es verdad que hemos notado cierto parón a causa de la crisis ya que la gente no se ha atrevido a embarcarse en procesos de divorcio o separación por cuestiones económicas", señaló.

Por su parte, Ángela Albalá, también de Familia y con otros 25 años de experiencia, compagina su trabajo con la Vocalía Quinta de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados. "El Colegio siempre ha ofrecido un servicio fantástico a los compañeros. Yo llevo apenas un año en la Junta pero cuando estaba fuera ya veía cómo el organismo se implicaba muchísimo con los letrados, poniéndose a su servicio en todas las Comisiones e impulsando los cursos de formación. Creo que en ese sentido es uno de los mejores Colegios de España", destacó.

Rafael del Castillo es otro de los letrados reconocidos. Sus cinco lustros de trabajo los ha centrado al área Mercantil. Y desde ella, ha sido testigo de excepción de los convulsos años económicos vividos por España y Córdoba. "Monté despacho propio coincidiendo con el boom de la economía y luego me ha pillado la crisis total", recordó. Como abogado de entidades bancarias y financieras ha vivido y vive una época especialmente conflictiva. Del Castillo ahondó en el continuo reciclaje que exige su disciplina legal. "Prácticamente no se mantiene ninguna de las leyes con las que yo me inicié en la profesión. Le legislación está en continuo cambio", sintetizó.

Algo parecido ha vivido Mariano del Rey, quien, con 25 años de experiencia en temas ligados con la responsabilidad civil (arrendamientos urbanos, tráfico o seguros empresariales, entre otras materias), siente que su oficio ha cambiado "de la noche al día". Del Rey recuerda que a mediados de los noventa todavía se escribía a máquina en papel de calco para presentar las copias a las otras partes "y en poco tiempo el propio Colegio de Abogados hizo que nos recicláramos con un curso de Word Perfect en la Academia Alcántara. Los que entonces éramos jóvenes fuimos los que nos pusimos a aprender informática en los despachos de abogados", recordó.

Todos estos abogados, lo quieran o no, se han terminado convirtiendo en ejemplo y modelo de los más jóvenes. Para aquellos que inician ahora su camino, el decano del Consejo de Abogados les recomendó este sábado que se formen. "Tienen que especializarse porque hoy en día, sin la especialización y la incorporación de las nuevas tecnologías a su trabajo, no se puede ejercer la abogacía", subrayó. "Esa especialización les permitirá a aquellos que se incorporen ahora a la profesión tanto la oportunidad de abrir nuevos despachos -que tendrán más predicamento que los meros generalistas- o aumentar sus posibilidades de incorporarse en despachos grandes que hoy día demandan ese tipo de perfiles", concluyó.

Etiquetas
stats