Cervezas Califa estrenará la planta de producción artesanal de Mahou en Córdoba

Entrada a la fábrica de Alhambra en Córdoba | TONI BLANCO

La cervecera artesanal cordobesa Califa va a ser la primera empresa en estrenar las instalaciones del brewhub que la empresa Mahou San Miguel ha construido en el Polígono de Las Quemadas, aunque lo van a hacer manteniendo el 100% del control sobre la producción y la distribución del producto, según explican Alejandro Díaz y Rafael Serrano, propietarios de la empresa.

Díaz y Serrano han confirmado a CORDÓPOLIS que, tras unas largas negociaciones y tras haber declinado ofertas de otras cerveceras “potentes”, Califa va a comenzar a producir en el centro europeo de fabricación de cerveza artesanal que ha abierto Mahou San Miguel en Córdoba, si bien lo harán bajo la premisa de mantener “el control absoluto de la marca”. Esto se traducirá, según Díaz, en un aumento de la producción, que va a dar un salto importante.

En este aspecto, las estimaciones de la cervecera cordobesa son de que en el primer mes se va a duplicar la producción -actualmente Califa dispensa unos 10.000 litros al mes-, aunque el objetivo es “quintuplicarla en el corto y medio plazo”. El efecto inmediato, según precisa Díaz, es que la marca va a dar el salto al mercado nacional y va a poder aceptar pedidos de mucha mayor entidad que hasta ahora, por su limitada capacidad de producción, no podían aceptar.

“Éramos una cerveza cordobesa sin más capacidad que para llevarla al cordobés, y ahora vamos a ser una cervecera que se va a expandir y va a llevar la marca Córdoba fuera”, sentencia Díaz. Serrano, por su parte, ha insistido en que la marca va a mantener el método de producción artesanal, pero a una calidad superior. “Nosotros nos habíamos quedado cortos, y tenemos que crecer”, afirma Serrano, que remarca que “quién va a salir beneficiado es el consumidor final”.

Hasta ahora, Califa tenía su planta de producción en el establecimiento del Vial Norte, que la cervecera ya ha traspasado, de modo que la empresa solo mantiene su local en el centro, junto al Conservatorio Superior de Música. A este respecto, Díaz apunta que se va a reactivar este establecimiento, al tiempo que ellos se dedican a la producción de cerveza.

En este ámbito, han detallado que, a pesar del salto al brewhub, Califa mantendrá sus cinco líneas de cerveza -Rubia, Sultana, Morena, Trigo Limpio e

Ipa-, y seguirá acudiendo a las ferias y eventos de cerveza artesanal. “La idea de esto es poder llegar a más gente pero con mayor calidad y estabilidad”, remata Serrano.

Etiquetas
stats