La cadena de tiendas de ropa Blanco cierra definitivamente

Protesta de las trabajadoras de Blanco | MADERO CUBERO

La cadena de tiendas de ropa Blanco solo ha sobrevivido un par de meses al cierre de la franquicia de Córdoba, desahuciada por un juez por no pagar 120.000 euros de alquiler. Los propietarios de la firma de ropa han presentado una solicitud de liquidación de la marca en los juzgados de Toledo. Con este cierre se quedan en la calle 850 trabajadores en 102 tiendas que, como los de Córdoba, se preguntan si se les van a pagar todos los sueldos que se les adeudan.

La compañía era propiedad desde hace dos años de un fondo de inversiones con sede en Dubai que ha dirigido los duros ajustes laborales. Por ello, la empresa ya había enviado comunicados a las distintas tiendas en los que pedían a los trabajadores que designasen delegados sindicales ante el difícil momento que se avecinaba.

Los peores augurios se han cumplido. El cierre definitivo se enmarca en una profunda crisis económica de la firma de ropa que termina con todos trabajadores -la mayoría de ellos mujeres- en la calle. Previamente ya se habían ejecutado dos expedientes de regulación de empleo -que supusieron la salida de 900 empleados-. Las trabajadoras de Córdoba se enfrentaban a un tercero en el momento del desahucio. Contra esta medida, el 21 de octubre convocaron una huelga y una protesta a la desesperada.

Francisca Ruano era la delegada de CCOO en la tienda en Córdoba: “Somos muchas las familias afectadas, muchas de nosotras somos madres y madres solteras, además. Nos sentimos completamente engañadas por la empresa”, denunciaba en octubre. Ruano afirmaba que la mayoría de las trabajadoras se encuentran en situación de permiso retribuido sin saber qué va a ser de ellas. “La crisis afecta a los 980 trabajadores que hay en toda España y todos estamos igual. Y de las 112 tiendas que tenía la cadena, ya se han producido 30 desahucios como el que hoy tenemos en Córdoba”, decía.

Etiquetas
stats