La biblioteca de la UCO, entre las 10 mejores de España

Biblioteca de Filosofía y Letras | ÁLEX GALLEGOS

La biblioteca de la Universidad de Córdoba (UCO) se encuentra entre las diez mejores de España según el índice elaborado por el laboratorio de investigación Secaba-Rank-Universitarias de la Universidad de Granada y actualizado el pasado 8 de febrero. Esta posición le permite estar, además, en el tercer puesto a nivel andaluz, donde destacan la Universidad de Pablo de Olavide y la de Sevilla en primer y segundo lugar, respectivamente.

La fórmula de este ranking se basa en el indicador de eficiencia que tiene cada biblioteca a través de la relación de potencia de entrada (de aspecto económico y basada en el presupuesto de la biblioteca) con la potencia de salida (basada en los préstamos domiciliarios y los documentos descargados).

El equipo de investigación que desarolla este ranking señala que además de las personas que hacen uso de las bibliotecas, éstas también producen otros beneficios difíciles de medir ya que no son fácilmente cuantificable, como pueden ser “el mayor capital humano que consiguen las personas, ciudades y países que frecuentan y hacen uso de las bibliotecas, y un aumento del capital cultural”. A lo que se refieren los investigadores es, en definitiva, “a la competencia a la hora de resolver problemas y tomar decisiones” y al desarrollo de la “empatía” por parte de los trabajadores.

A estos dos indicadores de primer nivel (potencia de entrada y de salida) se les suman la potencia y la formulación del sistema, el esfuerzo del presupuesto (que relaciona la partida económica destinada con el tamaño de la población de la provincia en cuestión) y el esfuerzo en circulación (que pone en relación el porcentaje en circulación con el porcentaje de la población).

En el caso de la biblioteca de la UCO, desde que Secaba-Rank-Universitarias iniciara estos estudios en 2007, su posición ha mejorado mucho. El primer ranking situó a este servicio público cordobés en el puesto 23 y en situación de dispotencia -al igual que en 2013- cuestionando, así, su eficiencia.

La segunda ocasión en que se realizó este análisis fue en 2011, cuando la biblioteca cordobesa no fue analizada, al igual que en 2012, por la falta de datos aportados para su estudio. Ya en 2014, la biblioteca obtuvo el décimo puesto que ahora ha recuperado tras conseguir en 2015 y 2016 la posición número 12.

Etiquetas
stats