La belleza no entiende de melenas: una muestra en Las Tendillas ilustra la realidad del cáncer de mama

Exposición 'Calvas y bellas' | ÁLEX GALLEGOS

Rebeca Díaz tiene 41 años y hace apenas un año empezó su supervivencia contra el cáncer de mama, pugna que le ha tocado vivir al compás de la pandemia del coronavirus. Fue durante una autoexploración cuando se notó algo que nunca antes había palpado en su mama. Una semana después obtuvo el diagnóstico: cáncer en estadio dos. Ella, junto a otras nueve mujeres, protagoniza la exposición Calvas y Bellas con motivo del Día Internacional contra el Cáncer de Mama que busca visibilizar el cambio físico que experimentan quienes sufren esta enfermedad y naturalizar que la belleza no entiende de melenas.

En la Plaza de las Tendillas, varios tótems muestran el rostro de mujeres como Rebeca, que no ha podido evitar emocionarse durante el acto de presentación de esta exposición, fruto del proyecto ¿En qué te puedo ayudar? del oncólogo Juan de la Haba en colaboración con los hospitales Reina Sofía y San Juan de Dios. En las fotografías, realizadas por profesionales de la Asociación Fotográfica Cordobesa, vemos cómo diez mujeres muestran su naturalidad, su belleza, desprovistas de pelo, peluca o pañuelo. Ellas mismas, como el cáncer les permite ser. Rebeca, acompañada de una mascarilla con el eslogan Tú puedes, empezó a sufrir períodos de alopecia al iniciar el tratamiento contra la enfermedad. Comenzó tomando pastillas para reducir el tamaño del tumor. Aunque disminuyó “muchísimo”, en la operación, los médicos detectaron otro tumor, por lo que le extirparon algunos ganglios. Una vez recuperada, Rebeca tuvo que someterse a quimioterapia, tratamiento con el que aún continúa.

Los nombres de las demás supervivientes que participan en la exposición son Loli Rodríguez, Isabel María Llamas, María José de Luque, Matilde Moyano, Caridad Diosdado, Inmaculada López, Lourdes Sánchez, Ana Belén López, Carmen Alcaraz. Los fotógrafos que han sacado lo mejor de ellas han sido Antonio Berzosa, María José Torrico, José Antonio Grueso, Katy Gómez, José Cobos, Samira Ouf, Enrique Moya, Eva Ortiz, José Barranco y Jerónimo Tinoco.

Al inicio del acto, presentado por la actriz Irene Lázaro, ha intervenido la viceconsejera de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Catalina García, que ha agradecido a estas diez mujeres su generosidad para mostrar una de las caras reales del cáncer: la de la caída del pelo, todo un cambio drástico en la apariencia física de cualquier persona. García, que ha padecido cáncer de mama, ha comentado que “en los últimos años se han detectado 4.900 casos de manera precoz, que el 85,6% de las mujeres con cáncer superan los seis años de esperan de vida y que al 70% no se les extirpa la mama”.

En este cuerpo a cuerpo contra el cáncer, la viceconsejera ha enfatizado la importancia del acompañamiento en todo el proceso, especialmente “cuando se acaba la quimioterapia o radioterapia”, y ha señalado que la pandemia no puede frenar cuestiones tan esenciales como es la detección y tratamiento de esta enfermedad. En esta lucha, también, contra los estándares impuestos en la sociedad, ha alentado a las mujeres protagonistas de la muestra a no adaptarse al mundo sino que sea éste el que se adapte a ellas.

Por su parte, el creador del proyecto ¿En qué te puedo ayudar? -Juan de la Haba-, en el que se incluye esta exposición, ha explicado que todo nació “tras una experiencia y un descubrimiento: la experiencia de tener que dar una noticia, en este caso, del diagnóstico de cáncer de mama, y el descubrimiento de que la belleza escapa de la perfección”.“Cuando pierden el pelo les crecen los ojos”. Así ha descrito el oncólogo a las pacientes de cáncer de mama. Cada imagen expuesta en Las Tendillas cuenta, a su vez, con un código QR que da acceso a la página web en la que otras personas que se encuentren afrontando esta enfermedad pueden enviar sus fotografías y palabras de aliento a otros pacientes.

La importancia de visibilizar la realidad de tantas y tantas mujeres ha llevado a De La Haba a convertir esta exposición en una muestra itinerante que, en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba, podrá exhibirse en otros centros. La concejala de Solidaridad del Consistorio, Eva Contador, ha pedido no tratar la alopecia como un complejo, sino con optimismo ante la enfermedad que, ha señalado, “no puede ser sinónimo de tabú”.

Etiquetas
stats