El Ayuntamiento restringe el tráfico en Torres Cabrera y García Lovera

.
Movilidad cambia el sentido del tramo entre las calles Ramírez de las Casas Deza y San Zoilo para limitar aún más el tránsito a un entorno BIC

La concejal de Movilidad, Accesibilidad y Transportes del Ayuntamiento de Córdoba, Ana Tamayo, ha informado de que tras la reciente remodelación de la calle Conde de Torres Cabrera, en el tramo entre la calle Alfonso XIII y la calle Ramírez de las Casas Deza, se ha configurado como “una vía donde el peatón debe tener prioridad frente al vehículo motorizado”, al igual que en la calle García Lovera, recientemente reformada. Según informa en una nota, a pesar de que la vía, antes de la remodelación ya estaba catalogada como restringida (Acire), el no tener un sistema de control automatizado y ser su control solamente policial, y además, al permitirse el tráfico de todos aquellos vehículos autorizados para este tipo de zonas ajenos a los residentes y cocheras: carga y descarga, vehículos oficiales o taxis, producía que la intensidad del tráfico en esta vía fuera mayor a la deseada.

A esto se une que la Plaza de las Capuchinas está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC), y por lo tanto “nos obliga a un mayor nivel de conservación”, señala Tamayo, quien ha apuntado que para evitar todos estos problemas, “aumentar la seguridad vial, preservar el patrimonio y hacer de esta calle una zona más habitable y transitable para el peatón”, se ha modificado el plan de tráfico.

De este modo, se cambia el sentido en la calle Conde de Torres Cabrera en su tramo entre Ramírez de las Casas Deza y la calle San Zoilo, de forma que la entrada restringida como zona Acire a este tramo de calle se producirá desde su intersección con la calle Ramírez de las Casas Deza; los vehículos podrán circular por ella en sentido sur hasta la calle Domingo Muñoz.

Asimismo, una vez que se sobrepase la intercesión con Domingo Muñoz solo podrán circular hacia la calle Obispo Fitero los vehículos con los siguientes destinos: cocheras, residentes, servicio público y Hotel San Miguel (calle San Zoilo). El tramo entre la Plaza de las Capuchinas y la calle San Zoilo se configura como exclusivamente peatonal, colocándose hitos móviles que lo hagan efectivo. Solo podrán acceder a la calle Conde de Torres Cabrera desde Alfonso XIII los vehículos que accedan a las dos cocheras allí existentes en la propia Plaza de las Capuchinas.

También, se cambia el sentido de la calle Domingo Muñoz, quedando su circulación desde la calle Conde de Torres Cabrera hacia la Plaza de los Carrillos. Además, la circulación de la calle Obispo Fitero queda en sentido desde Conde de Torres Cabrera hacia Cardenal Toledo.

Etiquetas
stats