Dos atracos a cafeterías en una sola noche

Entrada a la Comisaría de Campo Madre de Dios | MADERO CUBERO

Los tres detenidos el sábado por atracar la cafetería La Marquesa, junto a la plaza de toros, protagonizaron esa misma noche un asalto anterior a otro bar, en la calle María la Judía. Las cámaras de seguridad del establecimiento Más Solera registraron cómo tres individuos -cuyas ropas coinciden con las de los arrestados- forzaban la puerta y entraban en el local.

Los tres detenidos han reconocido los hechos y el dueño de Más Solera les acusa de robar alrededor de 3.200 euros de la caja registradora y del bote reservado para las propinas. Aun así, en el momento de su arresto no se le intervino a ninguno de los tres imputados tal cantidad de dinero.

Los detenidos, que ya habían pasado el sábado a disposición judicial el sábado por el asalto a La Marquesa, se han vuelto a sentar ante el juez este miércoles. Y de nuevo han quedado en libertad con sendos cargos de robo con fuerza. Además, tienen la obligación de acudir regularmente al juzgado.

Por el asalto a La Marquesa, el fiscal pide siete años de prisión para los tres presuntos atracadores. Los hechos fueron denunciados al 091 hacia las 5:20 de la madrugada del sábado. Cuando los agentes de la Policía Nacional llegaron al lugar, encontraron a tres personas que, al percatarse de la presencia de los uniformados, salieron corriendo.

Uno de los sospechosos fue detenido en Gran Vía Parque, mientras que los otros dos se escabulleron por una zona ajardinada detrás del restaurante. Los huidos no hicieron caso a las llamadas al alto de los policías y uno de los agentes efectuó un disparo al aire con carácter intimidatorio. La detonación hizo que uno de los fugitivos detuviese su carrera.

El tercer huido llegó corriendo hasta la gasolinera Las Delicias, ya en la carretera de Palma del Río y se escondió por las calles de Miralbaida cuando se dio cuenta de que le pisaban los talones. Al ser detenido, las fuentes indicaron que el sospechoso se resistió con golpes, patadas e incluso mordió a un agente provocándole heridas. Otro policía también fue herido durante el arresto por los golpes del detenido, al que se le acusa de atentado a la autoridad.

Los investigadores, tras las pesquisas realizadas, lograron recuperar la caja registradora que había sido sustraída, aunque no el monitor de pantalla plana táctil que la acompañaba.

Etiquetas
stats