Tras el atentado de Barcelona, ¿cambiará la seguridad en las calles de Córdoba?

Policías nacionales en el entorno de la Mezquita de Córdoba.

Con media corporación municipal de vacaciones y la impresión todavía presente por el atentado de ayer en Barcelona, el Gobierno Local no va a adoptar por el momento medidas de seguridad distintas que las ya establecidas contra actos terroristas. Fuentes municipales reconocen que la situación “es preocupante” pero prefieren no adelantar acontecimientos.

No es la primera vez que las autoridades municipales y estatales se ven en la disyuntiva de cambiar el dispositivo de seguridad desplegado en las principales zonas turísticas de la ciudad, como la Mezquita, dentro del marco del Nivel 4 de alerta vigente desde hace más de dos años.

Aunque oficialmente no se ha llegado al grado máximo -el Nivel 5- hay ocasiones en las que las medidas de refuerzo han sido patentes y claras. Por ejemplo, en las campañas de navidad o. más recientemente, en la de la última Semana Santa. En esta última ocasión, además, por el traslado de la carrera Oficial al entorno mismo de la Mezquita.

“Probablemente es el reto más importante en seguridad ciudadana en la ciudad desde hace 23 años, cuando se trasladó la Feria al Arenal”, señaló entonces el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado. De esta forma, entre las principales novedades que se pusieron en marcha hubo medidas antiterroristas específicas en las áreas de más aglomeraciones: se prohibió al público subir a las gradas que rodean a los muros de la Mezquita Catedral para ver procesiones y la Agrupación de Hermandades contó con guardias jurados para ayudar a las labores de vigilancia.

En Navidad, fue la Comisaría General de Seguridad la que remitió un oficio dirigido a todos los jefes superiores de Policía en España (incluidos los de Córdoba) para que instasen a los ayuntamientos a tomar “medidas de protección física en espacios públicos” después del “atropello masivo acaecido en un mercado navideño de Berlín”.

Etiquetas
stats