El rosa es revolución

.

Una invasión rosa toma los frascos de perfume, los labiales de MAC Cosmetics por San Valentín , las tendencias rompedoras de hombres guapos y jóvenes como los modelos de Dior y cuanto nos dé la gana. El orgullo del color rosa ha llegado para quedarse. Y si verdaderamente gusta la escala del pink, no es cursi, ni aburrido, ni hortera, ni blando, ni sosón. Rosa bebé, rosa empolvado, rosa peonia, rosa rosa, rosa estridente, rosa anaranjado o fucsia o violáceo, pink punk…Y hasta ginebra rosa.

De las fragancias, esta primavera aterrizan las rosas de Givenchy Live Irrésistible Blossom Crush, Mon Guerlain Bloom of o los nuevos lanzamientos de la casa niche Les Parfums de Rosine.

El primero, de Givenchy, otra más de las fragancias hijas del prolífico Dominique Ropion, es un perfume floral excitante y jugoso a base de pétalos de rosa y peonias frescas. Sorprende con un toque inesperado de cacao y una dulzura punzante. Es audaz y permanece en la piel más de seis horas.

Mis preferencias van por Guerlain, además de por los rosados elixires de Dior (Joy Dior, Miss Dior, etc). No obstante, en relación de Les Parfums de Rosine, una rosa del territorio niche es casi siempre una gran rosa. Quizás el rosa sea el color de la inteligencia emocional y tal y tal.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2019 - 11:25 h
stats