MAC X Padma Lakshmi

.

La opulencia indú y la belleza de su protagonista, la modelo y también presentadora y cocinera de Top Chef Padma Lakshmi, deslumbran en la nueva colección de MAC Cosmetics. Un menú suculento, exótico plato fuerte en la oferta ‘beauty’ y alta seducción en forma de paletas y polveras de relieves dorados, lujosas brochas y seis barras de labios, emergen en la web de la firma, bajo la fotografía de una Padma sexy, serena, astral, cual diosa nutriente.

El argumento es India, la estética y la gastronomía de una cultura milenaria, la reivindicación de todas las razas y bellezas emblema de MAC, y la armonía de una colección que pone el acento en el maquillaje de los ojos. En diversas entrevistas Padma (septiembre de 1970) recuerda su experiencia como emigrante en EE.UU., su infancia en India, y a su abuela aplicándole sombra en los ojos en una ceremonia tradicional.

Sobre su complicidad con MAC, elogia que la marca fue pionera en apostar por la diversidad de tonos de piel, ya que las bases de maquillaje eran solo para pieles claras, lo que, por fortuna, se ha desterrado con abanicos cromáticos que en la actualidad, en firmas cosméticas líderes, abarcan desde el marfil al ébano.

Toda la colección posee en su diseño claves de lo indú, nombres de la cocina y las sedas de esa cultura. ¿Pero qué más se puede conocer de Padma? Que es la más reciente exmujer de Salman Rushdie, el escritor de del polémico libro ‘Los versos satánicos’, cuya intimidad marital fue objeto de otro libro escrito por una Padma, cansada de las exigencias sexuales, las tristezas y el desamor en que acabó el idilio inicial con el literato, al que tampoco le sentó muy bien la fama televisiva de su esposa en Top Chef.

Obviamente, la modelo y cocinera pasa página y propina un sartenazo al infausto recuerdo del reconocido escritor. Nadie lo quiere entre estas barras de labios de rubí, rosas y púrpuras, ni en los espejos y los lápices de ojos de dos tonos. Cada cual a lo suyo. Lo dicho: Bye-bye, Rushdie.

La colección de Padma presenta dos paletas de sombras ojos, de cuatro tonos cada una, inspiradas en la estética de los años 70. Su tono azul homenaje a Denis Hopper (Desert Dusk) es diferente dentro lo visto últimamente, y los tonos marrones de la titulada ‘70’s Sunset’ aportan luz a la mirada de las morenas y los iris castaños.

Estelares son las barras de labios, que se encontraban temporalmente agotadas a las pocas horas de ponerse a la venta. Las seis ofrecen un abanico de tonos y texturas perfecto: nudes, rosas, fucsia, rojo y mora. Y se completan con un brillo de labios con reflejos dorados dedicado a Nefertiti. Además, las brochas son un capricho de los que se acaba sacando mucho partido.

De nuevo, unas fruslerías de maquillaje conducen a destinos insospechados; también, a la importancia de elegir o no un amor, o un color, o un camino, para la diosa que cada mujer es (Hoy más, tras un 8M de 2018 histórico).

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
10 de marzo de 2018 - 01:25 h