Los perfumes ¡qué pasión!

Es posible que ya sepas algunas particularidades sobre el perfume pero, si me lo permites, te detallaré algunas otras que quizá aún desconozcas. Por ejemplo que la humedad ambiental puede variar el olor en ellas y evaporarlo más rápidamente, consecuencia esta por la que deberás ponerte uno de más remanencia, También, que para una mayor duración debes guardar el perfume en lugar fresco y a ser posible en su propia caja, así estará protegido contra la luz, el calor y con la humedad ambiental, entre otras consideraciones importantes que deseo transmitirte, a ti como mujer, y al hombre como tal.

1/ No huelas más de tres perfumes al elegirlo. Hazlo sobre las muñecas. Y al seleccionar el tercero, hazlo sobre el codo, así no te confundirán los dos olores anteriores.

2/ No lo apliques nunca sobre los abrigos de pieles, ni sobre la ropa que lleves o el pelo, sobre todo en sedas, ya que en esta te quedarán manchas irreparables.

3/ Te durarán más si el perfume lo aplicas sobre las muñecas, detrás de las orejas, pliegues de cosos, parte posterior de las rodillas y en los tobillos, así como en cualquier parte donde tengas pulso.

4/ No te inquietes si durante la menstruación cambia de olor tu perfuma habitual, incluso dándote asco. Durante "esos días", igual que de parecida forma durante el embarazo, tu sentido olfativo suele ser distinto (reacciona de otra manera), aunque los demás sentirán el aroma como tú  misma en otras ocasiones ajenas a estas dos particularidades.

5/ No olvides que los perfumes han llegado a sustituir al sentido de la atracción sexual (las feromas), no siendo ya el olor personal-natural el dominante, sino el un perfume tal y como de forma natural debemos elegir en consonancia. Así que no los utilices para ligar. ¿Vale? Ya que pueden atraer o no.

6/ No guardes un perfumes durante años y años. Dependiendo de su esencia, puede durar inalterable de entre dos y tres años y medio, no más.

7/ Las pieles secas suelen retener más los perfumes, mientras que las hidratadas menos. Elige la profundidad de tu perfume en función directa a estas dos particularidades. De ser seca, es mejor que utilices perfumes de o lociones perfumadas

8/ Una sensación extraordinaria es perfumarse cuando el perfume está frío, como ahora en verano. Ponlo con tiempo en el frigorífico tapado con papel de aluminio para que no expanda su olor a los alimentos. Además, activarás la circulación sanguínea, consiguiendo, a la vez, una remanencia mayor¡¡Y disfruta de su fresca sensación!! Sin olvidar que debes elegirlo en función de la época del año. No valen –ni te agradarán ni agradarán- los de invierno para el verano, y viceversa, igualmente a como sucede con la hora del día, ya que no es lo mismo uno de noche (que vas de fiesta) que otro de día (que vas al currito). Tampoco será la misma fragancia para un deportista a la de una persona sofisticada. El detalle es el detalle. ¿No os parece?

9/ El encontrar un perfume adecuado no es nada fácil (de ahí estos consejos o Tony-Trucos), porque existen cientos de marcas diferentes que te pueden confundir, así como su remanencia y atracción hacia otras personas.

10º/ Tratar que el elegido corresponda a los de , ya que existen muchos los puramente artificiales

Los perfumes varoniles más sugestivos aromas son: Musgos, tabacos, maderas, cueros y herbales. ¡¡No comprar ninguno unisex!! A no ser, naturalmente, que esa sea tu preferencia según "tú mismo te sientas como persona". ¿Me he explicado?

De cualquier manera ¡¡cuidado con los perfumes antes de tomar el sol!! Puede originarte ciertas manchas pigmentarias en la piel, que, innegablemente, en nada te favorecerán, seas hombre o mujer, o tal ·como tú te sientas ser".

Por cierto, ¿sabes de dónde procede la palabra perfume? Tiene un origen litúrgico y religioso, siendo a los romanos a quienes se lo atribuyen basándose en , es decir, . Para ello se basaron en la costumbre que tenían, proveniente ya de la antigua Roma, de aquella afición por quemar plantas y flores olorosas (como el laurel, el jazmín, etc.) y ciertas resinas aromáticas  (mirra, la casia o el nardo) en honor a sus dioses como elemento santuario, aunque también fue empleada como desodorante, aunque de esta particularidad de quemar plantas olorosas ya se dieron cuenta en el Paleolítico (millones de años antes) cuando aquellos ancestrales nuestros aprendieron que anulaban los malos olores desprendida de la carne corrompida.

¡¡ Ah, el perfume, como nos sofistica!! Ya no es aquello que se cantaba: ¡¡Son tus perjúmenes mujer…, los que me sulivellan…!! ¿Os acordáis de esta canción del conocido grupo al referirse a las esencias naturales de una mujer? Hoy en día es al contrario, por lo que siendo hombre o mujer, así deberás elegir el perfume más conveniente. Y gracias por dejarme explayar y llevaros mis consejos.

Etiquetas
Publicado el
19 de julio de 2016 - 07:53 h
stats