Morrissey contra Manolete

Aqui nos encontramos una semana más. Y esta vez no es para contar tragedias, sino todo lo contrario. Discos que nos hacen más llevadero el dos mil catorce. Como es costumbre en este blog, lo haremos con el gusto por los mismos grupos de siempre y los mismos estilos musicales. Hablamos del indie pop avinagrado nacional e internacional. Artistas que en su día fueron totems de algo, y el que tuvo, retuvo, en muchos casos. Ilustrense:

Morrisey. El ex-cantante de los Smiths, aquel grupo que lo petó en los ochenta en cuanto a lo que hacer pop se refiere, saca disco. El arisco cantante lleva un porrón de discos ya en solitario. Está mayor, pero con World peace it´s not on your business a vuelto a revivir las mieles del éxito. Incluso se atreve a copiar a sus pupilos Pulp o Suede. Pescadillas que se muerden la cola. Envuelto una producción pomposa, nos entrega un larga duración con sus particulares e inimitables gorgoritos. Recetable 100 %. Con el tema the Bullfigter dies, canción pastiche puro, y una de las más reguleras del disco, se atreve a enfrentarse a los toreros. El arte de cuchares contra el pop-art. El lector del Cossío contra el lector de Oscar Wilde. A pesar del desprecio que Mozzer siente por España, no puede evitar que en el disco se le escape alguna corneta o guitarra flamenca.

https://www.youtube.com/watch?v=NXVtaYCDoLo

Nacho Vegas. Lleva pocos meses en la calle el nuevo trabajo del músico asturiano. Muchos dicen que ha sacado su disco político, expresión que da risa. Vegas dibuja en Resituación situaciones cómicas de la actualidad. Lo hace con una paleta de colores que va del gris cielo-de-Gijón al rojo bolivariano. Y como siempre, pensando en sus amigos imaginarios Bob Dylan y Leonard Cohen, a los que pone en un calcetín en su mano izquierda para que canten.

https://www.youtube.com/watch?v=o_RBnpo15S0

Señor Chinarro. Acaba de autopublicar Perspectiva Caballera, otro de los discos cima de su trayectoria. Ha tardado, pero al final ha entregado la continuación lógica a Cero en gimnasia. Un disco redondo, como los suyos de antes, pero con una brillante producción. Un viaje de Luque que va de Vainica Doble a Echo and the Bunnymen, parándose a charlar un rato con Paco Ibañez, Mark Kozelek o Robert Smith. Por cierto, no hay que confundir a Echo and the Bunnymen con Ecos del Rocío. Los primeros se dedican al pop oscuro de tintes melancólicos, y los segundos entregan una discografía, casi en exclusiva, a la adoración lisérgica por la Vírgen del Rocío. El 12 de diciembre actuaran en el Gran Teatro de Córdoba. Los segundos, no los primeros (o, ¿qué os pensábais?).

https://www.youtube.com/watch?v=e4bkpE2QhSg

Cerramos así hoy este blog, ya lo advertimos al principio: tratando siempre a los mismos artistas y las mismas filias musicales. Como el pesado cliente beodo que le pide al dj una de los Planetas.

Etiquetas
Publicado el
19 de octubre de 2014 - 08:00 h
stats