Tus respuestas determinan la calidad de tu vida

.

Sí, así de directo.

Podría andarme con rodeos, pero no, prefiero ir al grano. La calidad de tu vida depende de ti.

Depende de tus pensamientos, del significado que le das a las cosas. Esto va a repercutir en cómo te sientes en cada momento, en tu estado de ánimo y en tu vida.

En cada cosa que te pasa, en cada experiencia, en el trabajo, con tu pareja, en cada acontecimiento importante para ti. Quiero que te respondas las siguientes preguntas…

¿En qué te enfocas? ¿Qué significa para ti? ¿Qué vas a hacer al respecto?

Las respuestas a estas tres preguntas determinan la calidad de tu vida.

¿Quieres verlo con más detalle? ¡Perfecto!

Analicemos cada una de ellas.

1ª ¿En que te enfocas?

Donde pones tu enfoque pones tu energía. Hay personas que se enfocan en lo que tienen y otras en lo que les falta. Hay personas que se enfocan en el problema y otras se enfocan en la solución. ¿En qué te enfocas tú?

En lo que estás poniendo el foco, estás poniendo tu atención. Estás generando una emoción agradable o desagradable, que si sigues enfocándote en ella generará un estado emocional y tú tienes el poder de elegir el que quieres o de cambiarlo si no te gusta. Simplemente cambiando el foco.

¿Conoces a personas que tienen todos los ingredientes para ser felices y sin embargo no lo son? Seguro que sí. Esto te demuestra que los logros, conseguir o tener ciertas cosas no nos garantizan la felicidad. Posiblemente se estén enfocando en pequeños problemas o circunstancias que no les gusten.

También es posible que conozcas a personas que aún teniendo algún problema importante los ves felices y con una actitud envidiable. ¿Verdad?

Incluso has pensado… Si a mí me estuviera pasando algo así estaría hundido en la miseria. ¿No es cierto?

Pues esto te demuestra que dónde pones el foco está directamente ligado a la calidad de tu vida. Así que recuerda: cada vez que alguna situación no te guste, pregúntate…

¿En qué me estoy enfocando? Y cambia tu enfoque lo antes posible.

2ª ¿Qué significa para ti?

No es lo que nos pasa sino el significado que le damos a lo que nos pasa.

¿Te ha pasado alguna vez que vas al cine con unos amigos a ver una película y a unos les ha parecido muy buena e interesante y a otros no les ha gustado? ¿En una escena triste de la película has visto llorar a unos sí y a otros no? ¿Por qué? ¿Qué les ha hecho a unos llorar y a otros no ante un mismo hecho? El significado. Depende del significado que cada uno le haya dado.

Cada persona interpretamos las cosas según el significado que le damos. Imagina que has quedado con un cliente para cerrar un importante negocio a las 9:00 de la mañana. Te llama a las 8:00 y te dice que se tiene que retrasar una hora. ¿Qué significado le das? ¿Qué historia te cuentas?

Tu mente empieza a dibujar escenarios.

¡Puff! Me va a retrasar toda la agenda del día.

Se habrá quedado dormido, qué informal.

Esto no me huele bien. ¿Habrá quedado antes con mi competencia?

Cuando las cosas empiezan mal…

¿Será estrategia para fastidiarme y que me ponga nervioso?

Me está dando coba, luego me dirá que se le ha complicado el día y…

Me está haciendo perder el tiempo.

Eso es que no me toma en serio.

Hacerme esto es ofenderme sabiendo lo ocupado que estoy.

¿Seguimos? Seguro que se te ocurren más. ¿Cómo te hace sentir cada uno de lo significados anteriores? Mal. ¿Verdad?

Ahora cambiemos el significado. El hecho es el mismo.El cliente nos llama para informarnos que se retrasa una hora.

¡Genial! Tengo una hora más para repasar la propuesta y darle un toque final de última hora.

Perfecto. Tengo una hora para relajarme y visualizar que todo va a salir fantástico.

Hoy desayuno tranquilamente y puedo llevar a mi hija al colegio.

Me viene fenomenal y así adelanto algunas llamadas a clientes.

Puedo aprovechar esa hora estudiando o leyendo un libro.

Por fin hoy podré…(hacer algo que llevabas tiempo queriendo hacer)

También puedes pensar… Quizá paso una noche mala o estuvo indispuesto.

Estuvo trabajando y estudiando mi propuesta hasta altas horas de la noche.

Tuvo que llevar urgente a un familiar al médico.

¿Ves? ¿Cambia tu emoción al cambiar el significado? Seguro que sí.

Eres tú quien elige el significado y dependiendo del significado dependerá la calidad de tu vida. ¿Correcto?

Que te despidan del trabajo puede ser triste, doloroso y traumático o puede ser la oportunidad para encontrar un mejor empleo o emprender tu propio negocio, que te haga más feliz y mejore tus ingresos. ¿Lo ves? Depende del significado.

3ª ¿Qué vas a hacer al respecto?

Ya tienes claro en qué te enfocas, ya sabes el significado que le das, ahora es momento de hacer algo. ¿No crees? En coaching siempre decimos… "Si no hay acción, no hay coaching".

Está claro que dependiendo de tus respuestas a las preguntas anteriores serán tus acciones y la calidad de las mismas.

Ahora es momento de poner en práctica lo aprendido. Elige un hecho cualquiera, algo que te haya pasado recientemente, incluso hoy mismo.

Analiza en qué te has estado enfocando, dónde has puesto tu energía, qué significado le has dado y qué has hecho al respecto. Cambia el enfoque. Búscale otros significados más positivos, significados que te generen mejores emociones. Cambia. ¿Verdad?

Y ahora. ¿Qué te comprometes a hacer? Ahora te toca a ti mover ficha.

A poco que empieces a poner en práctica estas tres preguntas y a obtener mejores respuestas, la calidad de tu vida mejorará de forma considerable.

Empieza hoy. Recuerda que tus acciones de hoy serán el pasado del que te gustaría hablar en el futuro y tú tienes el poder de cambiarlo ahora.

¡Seguimos en contacto!

Salud y éxitos.

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2017 - 12:46 h
stats