Se llama felicidad y es lunes

.

Hoy lunes dicen que es el día mundial de la felicidad. ¿Quién inventó eso? Ni idea, puede que el mismo que dice que el tercer lunes de enero es el día más triste del año. En fin, apreciaciones personales del que pone en rojo una fecha en el calendario, puesto que para muchos hoy puede ser por distintas circunstancias el lunes más triste del año lejos de festejar la felicidad.

Sin embargo, acepto celebrar la felicidad o al menos pensar un día en todo el año en qué nos hace felices, o en qué consiste tal sentimiento de gozo extremo. Creo que en los tiempos que corren sí pasamos más tiempo, desperdiciamos más energía, quejándonos de lo que nos hace padecer infelicidad, nos frustra, nos entristece, nos enfada y es un proceso tan negativo que vuelve nuestra rutina diaria en gris y realmente triste. Así que si a las puertas de la primavera, hoy, lunes 20, nos paramos a reflexionar sobre felicidad y poner en mayúsculas todo aquello que nos alegra cualquier lunes anodino, podríamos crear esa nueva dinámica.

Mira, justamente, yo para hacer honor a este día feliz, pasaré como Fernando León de Aranoa, el lunes al sol. Sí, es día festivo en esta orilla y por qué no disfrutar del magnífico sol que ilumina el país azteca a orillas de un paraíso como es Tulum (el cual recomiendo visitar obligatoriamente a todo aquel que lea estas líneas). Ahora es cuando he despertado vuestra envidia, así que aunque sólo sea por eso, sonreíd y poner en práctica una actividad que os haga realmente felices. Un paseo por la Ribera viendo la Mezquita-Catedral, por ejemplo, y tomarse una caña en una terraza para empezar la semana con buena vibra (y eso, también es motivo de envidia por estas orillas, eh).

Así que si los calendarios sirven para recordarnos cosas cómo ser felices porque somos tan cenutrios de no plantearnos a diario darle un mordisco a la depresiva rutina y reírnos de ella. Sinceramente, amigos, tenemos muchos motivos a diario para festejar los pequeños momentos, por pequeños que sean, que nos hacen sacar nuestra sonrisa. ¡A ser felices en lunes, en martes, en miércoles... y así sucesivamente! Que la felicidad cuesta tan poquito... Si no pregunten por algunas zonas no tan turísticas de México con qué poco obtienes una sonrisa en un niño sin los privilegios de otros con tablet, juguetes, ropa a la moda, autobús escolar, etcétera, etcétera. Feliz lunes a todos. 

Etiquetas
Publicado el
20 de marzo de 2017 - 03:03 h