Punta Umbría

.

Punta Umbría, a quince minutos en coche de Huelva, tiene más prismas de los que ofrece la postal de bloques de apartamentos tardofranquistas o su inmensa playa... El otoño y el invierno siguen siendo buenos momentos para respirar a salitre y pinares, tomando algo de sol. Hubo un tiempo, no lejano, en el que esta península metida en el Atlántico, era el lugar de cuatro familias y de los jefes de las minas británicas de Río Tinto. Solo se llegaba, desde Huelva, en barco (la canoa). Lo que hoy es la barriada playera de los onubenses, con ganas, eso sí, de hacerse un hueco en el solyplaya ibérico, era entonces un poblado pesquero semi urbanizado con aires victorianos de colonia, reducto exótico para respirar aire puro, dar paseos al fresco, tomar gim tonics y guarecerse bajo unos cañizos mirando al mar. Propongo rescatar algo de este espíritu...

Pongo en el menú opciones válidas para el mismo fin de semana. Lo que queda del Imperio. Una de playa salvaje y un consejo para ir con niños…

Lo que queda del Imperio

Dos oleadas ibéricas: la setentera y la orgía del ladrillo de los dos mil no han podido exterminar el aire de urbanización playera colonial de esta que fue estación de veraneo de británicos. Desde la Canaleta, donde se agolpan chalés, jardines y calles de arena que dan a la inmensa playa…hasta la Ría, con bungalós de evidente inspiración anglo. Quedan restos del establishment, como el club de tenis y el marítimo que marcan los ritmos en la zona más escogida de esta península, aún relajante pese al maltrato.

La idea, pasear desde La Canaleta a la Ría. Lo mejor, perderse entre las calles de arena viendo casas y jardines. Por aquí huele a brisa de mar, a revistas Hola repartidas en cestos de mimbre, a tumbonas al sol, a café de siesta, a plantas regadas y a pinos…Terrazear es un concepto básico entre los privilegiados propietarios de estas casas, hechas para el descanso.

Al llegar a la Ría nos encontramos con un paseo peatonal que corre paralelo a la playa. Las vistas, impresionan. Marismas, agua, barquitos y calma... a pie de paseo, una interesante hilera de casas mirando a la Ría, entre las que aún queda alguna reliquia de arquitectura británica. Se identifican bien: tejados a dos aguas, estructura sobre la arena de playa con pilares como palafitos, ventanas de reja y barandas de madera, un magnífico porche con vistas y un espíritu elegante que nos hace ver cómo de horteras hemos sido al no continuar con lo que los ingleses hicieron en nuestras costas hace cien años…

En la Avenida de Andalucía, el nuevo Ayuntamiento trata de recrear estas construcciones en versión hormigonera, sin demasiado éxito. Hace unos años construyeron en la Avenida de Huelva una recreación en madera, rodeada de un parque de pinos y dunas. Resulta agradable.

Lo mejor, pasear a media tarde. Hay que acabar en el pueblo y buscar un puesto de bocas (pinzas de cangrejo barrilete) o un cartucho de camarones salados. Para bajar, cervecita fría.

Los enebrales:

La joya natural de estos lares. Parque protegido. Pinares, sabinas y enebros abrigados del mar por un surtido conjunto de dunas. Si las atraviesas: la playa, ancha y de arena blanca. Un carril bici que sale del pueblo y se prolonga hasta Huelva bordea el conjunto. Lo mejor, acceder al paraje y a la playa por algunos de los accesos de madera que salen de la antigua carretera Huelva Punta Umbría. Ascender por estas pasarelas oliendo a campo y mar merece la pena. Si apetece playear, es perfecto fuera de temporada. Silencio y paz. Ni un solo servicio, eso sí. Es playa virgen.

Con niños:

Una amable lectora me pidió incluir algún que otro consejo para ir con infantes. Pues nada. Punta Umbría es un lugar perfecto. Playita, campito y hoteles preparados para entretener a enanos mientras se disfruta de una cerveza al borde de una piscina bien provista. El carril bici, un buen centro comercial con cines y espacio para correr y brincar a trote hacen el resto.

Para comer:

La marabunta acude para almorzar o cenar a la Avenida de Andalucía y al centro, con la habitual presencia de bares de pescado frito y cosas del mar. En general se come bien. En invierno cierra mucho negocio pero hay vida los fines de semana. Si las vedas lo permiten hay que probar las coquinas y algún buen pescado de temporada a la plancha. La materia prima es tan buena que Huelva es más de plancha que de frituras, en mi opinión. La lista, enorme: atún, corvina, rape, lenguados inmensamente deliciosos… Ya puestos, se pueden atrever con algún vino blanco de El Condado. Para grandes homenajes, gambas de las caras, jamón de la tierra, o sea Jabugo y dos sitios: El Tiburón en la Avenida del Océano y El Paraíso, en la carretera del Cruce, camino de Huelva.

Y para los voyeurs gastronómicos no te resistas a ir al mercado en la Calle Ancha. La parte de pescados, especialmente para los cordopolitas de interior, es placer.

Un consejo, pelín más profundo… Es importante ver un atardecer por estas tierras que miran al oeste. Huelva es sur, sí, pero mira al oeste, a Portugal y al Atlántico y eso marca. Un paseo por la playa viendo la puesta es una experiencia reveladora de una forma de ser andaluz diferente. Me niego a describirla. Descúbrelo tú.

Para dormir:

De no haber casi nada, Punta Umbría ha pasado a tener una oferta de hoteles de grandes cadenas más que aceptable, abiertos también fuera de temporada. Ideales para ir con niños. Hay también apartahoteles pero por ubicación y si hay cierta generosidad en el presupuesto, el Hotel Barceló Punta Umbría Mar es perfecto.

Aproximación

http://www.turismohuelva.org/

http://www.youtube.com/watch?v=Xb_olDmNe4Q&feature=fvwrel

Un poco de arquitectura british choquera

http://elpais.com/diario/2001/01/17/andalucia/979687355_850215.html

http://www.abcdesevilla.es/viajar/destinos/europa/442-espana/andalucia/huelva/373-el-legado-de-british-huelva

Para dormir y algo más

http://www.barcelo.com/BarceloHotels/es_ES/hoteles/Espana/Huelva/hotel-barcelo-punta-umbria-mar/descripcion-general.aspx

El albergue de la Junta de Andalucía es más que digno, la ubicación preciosa, así que lo sugiero

http://www.inturjoven.com/albergues/huelva/albergue-inturjoven-punta-umbria.html

Comiendo

http://www.elparaisodeladehesa.com/

Una artista de la tierra

http://www.youtube.com/watch?v=5PtqPVbLvlI

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2012 - 05:00 h