Blogópolis Opinión y blogs

Sobre este blog

Vivo Córdoba actualmente como Prof. del Área de Arqueología de la UCO. He soñado Córdoba como: Investigador ?Ramón y Cajal? del Ministerio de Ciencia e Innovación (2013-2019). Investigador posdoctoral del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid (2010-2013). investigador posdoctoral del Institut de Recherches sur l´Architecture Antique del CNRS-Universitè de Provence en Aix-en-Provence (2007-2010), investigador predoctoral y posdoctoral de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (2005-2006), investigador predoctoral de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma del CSIC (2003-2004) y miembro de la Real Academia de España en Roma (2002-2003) Licenciado de la 1ª Promoción de Hª del Arte de la UCO (1999). De aquello lejano y de lo diario cercano les dejaré aquí mis aprendizajes, ensayísticos, científicos, críticos y siempre personales, que espero remuevan la viveza de aquel plátano vigoroso que Julio César plantara, símbolo de vida y fertilidad, en esa Córdoba histórica que nos alumbra siempre los buenos días.

Córdoba mueve sus posiciones

Monterroso.

1

Íbamos para aguaores. Ni siquiera ya para camareros. Y, de golpe, estamos en la delantera del mundo 4.0. Estará indecoroso en un universitario, pero lo de la base logística es el big sipotaso: entre impactos y tutorías, yo también como jeringos. Córdoba marca de nuevo en el minuto 93. Sonaba raro: demasiada y súbita unión, los del aceite con los del agua, los de la niñera con los de la bandera, ¡vamos vamos!  Y pasó. Uli Dávila, tu nos enseñaste el camino.

Nuestro alcalde, definitivamente a la grande, ha anunciado estos días otra noticia de éxito, que es igualmente destacable: el incentivo de la conexión social y cultural con el puerto natural de la Córdoba califal, Almería.

Non plus ultra: Nuestros maravillosos investigadores en Ciencias Médicas van a poner de moda la palabra del año 2021: Calcifediol. Va a ser, ojalá, un remedio seguro para mitigar el Covid. Ellos le curaron el brote de epilepsia a Julio César un día cuando estaba en Córdoba. Saben cómo hacerlo.

Córdoba fisha, tú pones la… para los que veíamos a Pulga y el Linterna  en el Un, Dos, Tres ....

Tenía que pasar. Tenía que pasar porque Córdoba se desplazó de su alma, pero nunca de su sitio. Y, lo importante, es que va a recuperar su sitio.

Año 206 a. C. Escipión fundó Itálica con los legionarios heridos de la batalla de Ilipa (Alcalá del Río-Sevilla) que decantaba finalmente la victoria de Roma ante los púnicos. En teoría, es la primera “fundación” de militares romanos en Hispania. Sin embargo, hoy sabemos que esa cantada fundación no fue más que producto de la hospitalidad que a los heridos de Escipión concedió el poblado turdetano de Santiponce, en el que prácticamente nada cambió. No hubo base logística colonial.

Año 171 a. C. 4.000 varones nacidos de los legionarios romanos y mujeres hispanas quedan sin estatuto reconocido y se plantan ante el Senado reclamando un derecho. Roma reconoce el agravio y da tierras a estos hijos de Roma. Se funda la Colonia Libertinorum Carteia para acogerlos y darles labor.

Año 169-168 a. C. Marco Claudio Marcelo funda la que en verdad es la primera colonia militar romana del sur de Hispania: la nueva Córdoba, que convivía junto a la vieja y gloriosa Córdoba tartésica del Parque Cruz Conde. La gran ciudad del río, de pasado tartésico aún por sorprender, se erigía por delante de ciudades que, en teoría, habían tenido más peso histórico hasta ahora: Spal (Sevilla) y Gadir (Cádiz), las fundaciones fenicias sobre las que había pivotado en mundo prerromano del valle bajo del Guadalquivir. Córdoba sería por siempre capital de la provincia romana de la Bética y la mayor potencia financiera y económica de Hispania.

Año 716 d. C. El traslado de la capital andalusí desde Sevilla a Córdoba fue dispuesto por el nuevo gobernador, al-Ḥurr. Los historiadores que han abordado el asunto señalan que la conveniencia de Sevilla como capital (desde el mismo 711 d. C), durante las primeras campañas militares, quedaba muy disminuida por el progreso de la conquista, su excesiva cercanía al mar y su lejanía de las nuevas fronteras de Al-Andalus, es decir, de la Meseta y el Centro.

Año 955 d. C. Abd Al- Rahman III, el Califato de Córdoba, funda Madinat al-Mariyyat Bayyana, es decir, Almería, como sede oficial de la flota naval califal. Una nueva ciudad de planta califal reflejo del poder del estado omeya para hacer frente al califato fatimí y proteger la ruta del comercio oriental a Córdoba, que entraba por aquí.

Año 2021 d. C. Córdoba ni se reconoce en sí misma. Entregada a lo que no es lo suyo, a la servidumbre de barra y mantel impuesta, al sometimiento de un mundo naïf de geranio y maceta, a ser aldea visigoda, la ciudad recibe un nuevo campamento militar. La base General Francisco Javier Varela Salas se ubicará entre los campamentos de invierno a los que venían a descansar los generales de Roma toda que vez que Marcelo fundara Córdoba y la sede logística de la Guardia Califal situada en Turruñuelos según sostiene Antonio Vallejo Triano. Roma y la corte Califal deciden que Córdoba vuelva a ser la base segura en el entro tierra para las posiciones marítimas del Atlántico y Mediterráneo. Deciden que se vuelvan a proteger las dos vías neurálgicas que suben por el Guadiato y Los Pedroches hacia NE y NO a través de Lusitania y Toledo. Madrid, fundación omeya de Córdoba, queda así bien asistida desde el sur. En Córdoba vuelven a fluir industrias, venir embajadas y comitivas de fuera, hervir las ideas y su tierra vuelve a formar parte activa en la geoeconomía ibérica y mediterránea,

El sitio de Córdoba vuelve a mandar.

Muchos versos y agradecimientos hemos leído estos días. Por supuesto, vaya un reconocimiento mayor a todas las instituciones empezando por el alcalde. Nos han dado un feliz ejemplo. Necesitábamos ese ejemplo. Nos anima como sociedad en estos momentos. Lo han hecho muy bien.

Permítanme que felicite especialmente a mi institución, a la Universidad de Córdoba, y a su Rector y su equipo, por estar donde una Universidad de nuestro nivel e influencia debe estar. Un día futuro sabremos el verdadero peso del Sr. Rector en esta historia de éxito.

Me juego un jamón del Guadiato a que, sin él, lo mismo Uli Dávila la hubiera echado fuera.  

Sobre este blog

Vivo Córdoba actualmente como Prof. del Área de Arqueología de la UCO. He soñado Córdoba como: Investigador ?Ramón y Cajal? del Ministerio de Ciencia e Innovación (2013-2019). Investigador posdoctoral del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid (2010-2013). investigador posdoctoral del Institut de Recherches sur l´Architecture Antique del CNRS-Universitè de Provence en Aix-en-Provence (2007-2010), investigador predoctoral y posdoctoral de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (2005-2006), investigador predoctoral de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma del CSIC (2003-2004) y miembro de la Real Academia de España en Roma (2002-2003) Licenciado de la 1ª Promoción de Hª del Arte de la UCO (1999). De aquello lejano y de lo diario cercano les dejaré aquí mis aprendizajes, ensayísticos, científicos, críticos y siempre personales, que espero remuevan la viveza de aquel plátano vigoroso que Julio César plantara, símbolo de vida y fertilidad, en esa Córdoba histórica que nos alumbra siempre los buenos días.

Etiquetas
Publicado el
8 de febrero de 2021 - 18:35 h
stats