Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana
Sobre este blog

Vivo Córdoba actualmente como Prof. del Área de Arqueología de la UCO. He soñado Córdoba como: Investigador ?Ramón y Cajal? del Ministerio de Ciencia e Innovación (2013-2019). Investigador posdoctoral del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid (2010-2013). investigador posdoctoral del Institut de Recherches sur l´Architecture Antique del CNRS-Universitè de Provence en Aix-en-Provence (2007-2010), investigador predoctoral y posdoctoral de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (2005-2006), investigador predoctoral de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma del CSIC (2003-2004) y miembro de la Real Academia de España en Roma (2002-2003) Licenciado de la 1ª Promoción de Hª del Arte de la UCO (1999). De aquello lejano y de lo diario cercano les dejaré aquí mis aprendizajes, ensayísticos, científicos, críticos y siempre personales, que espero remuevan la viveza de aquel plátano vigoroso que Julio César plantara, símbolo de vida y fertilidad, en esa Córdoba histórica que nos alumbra siempre los buenos días.

Nuestra sierra, su tránsito y su arqueología

Yacimiento de la vereda de San Cristobal Los Morales

Antonio Monterroso

0

En el escalafón de lo sagrado del güen cordobeh no sabemos si la Sierra puede con el caimán o puede con el peroh. Tótem absoluto de la siudà junto con la Mezquita, el puente vieo y el puente mocho, la otrora reserva dominical de guisos de rafaeles y alvaritos ha sido conquistada por las huestes que huyen del cahco. Con ello, rezuma ese perfume de anhelo masculino epidérmico del deportista que nunca fuimos a base de trajes de astronauta y bisis de montaña autoportantes. Las “puhcondoh” de toda la vida traen ahora unas ruedas pa echar la siesta tras el arroz. Da alegría ver el verde así, a pesar de que ya necesitamos semáforos en la vereas mah concurridas. Y, ojo, que estoy loquito por una bisi; de verdad lo digo, que no estoy en contra.

(Si se va a fomentar el bable y los aragoneses, pues también pienso mihmamente noninà cuidar este habla cordobesa, añeja y bien añada por nuestros santos milenios, como el resto de nuestras hablas andaluzas, que son perlas de cultura, vida y obra).

               Quizás por haber sucumbido ante ese empuje de la ciudad, ha nacido la intención oficial de hacer un recorrido verde que una poniente y levante a través del verdor del norte por un sendero que irá a pie de monte desde Turruñuelos hasta Rabanales. Tras el perol estaba la Sierra. Algunos lo sufrirán, añorando un tiempo pasado donde la sierra era campo. Y otros lagrimearán de emoción al descubrir que Córdoba tiene una playa justo en ese muro negro donde hasta ahora sólo veían al corazón de Jesús, a la Aduana o a los Morales, sin saber, a veces, cual es el marrón, cual se ilumina por la noche y donde te deja er dieh

               La idea de ese sendero es preciosa y necesaria, cómo decir que no. Sin embargo, como en todo, la norma vendrá seguro después del aluvión y el exceso. Y hace falta ya norma y trato para las piedras que, desde hace mucho tiempo, bien se desmoronan. Ese sendero serrano, no es sólo una vía quemagrasas de los domingos. Atraviesa el Turruñuelos y la Albaida califales, varios recorridos de los ramales de los dos acueductos romanos altoimperiales de Corduba, las canteras de romanos, andalusíes y posteriores, las vías históricas al NO, el N y E, entre ellas la espectacular de la Cuesta de la Traición, yacimientos defensivos y productivos, depósitos hidráulicos, etc etc.

               De nuevo, tenemos una oportunidad con la historia, con nuestra gloriosa historia cordobesa. Entre informaciones de senderos, especies, distancias y calorías cabría incentivar (se hace, digo incentivar) las noticias sobre los milenios de lo que se atraviesa con el bastón del Decal·lon. La Sierra gana muchos clientes y, con ello, quizás la historia puede ganarlos igualmente. Y así todo podría mimarse mejor y disfrutarse más completamente. Una app ya sería superior.

               En ello, podríamos no destrozar por favor el “firme” de los caminos históricos. La cuesta del Reventón no se construye para subir a las ermitas. Era, anteriormente, un camino milenario principal de bajada de las canteras romanas y andalusíes del famoso Rodadero de los Lobos-Cortijo Piquín. Al otro lado, por la Albaida en dirección al Al-Zahara, lo mismo. Ahora vamos a ampliar la circunvalación serrana por el resto de los caminos, venas de nuestra potencia histórica; caminos que merecen acondicionamiento para un tránsito seguro, pero, también, cuidado, documentación e información.

               Ayer por la mañana, haciendo un intento vacuo más de perder 50gr., y como tantas otras veces, me di un paseo por un yacimiento extraordinario que hay en el tránsito de la vereda de San Cristobal-Los Morales. Siempre hemos pensado que se trató de un yacimiento minero de época romana, por el número de depósitos hidráulicos que allí se ven. Hoy, el desgaste ya deja ver muros curvos en exedra. Producción y quizás ocio residencial existieron en un paraje espectacular de la sierra.

               No se me enfaden los de las bisis y las motoh, de verdad; pero sosioh, sabéis que estáis pasando por piedras viejas y tiestos romanos. Podéis pasah al·laito.

O, más civilizadamente y ante el aluvión que se nos viene, alguien debería pensar en un carril de vehículos y otro de personas en esta nueva colonización de la sierra.

Apresúrense a verla.    

Sobre este blog

Vivo Córdoba actualmente como Prof. del Área de Arqueología de la UCO. He soñado Córdoba como: Investigador ?Ramón y Cajal? del Ministerio de Ciencia e Innovación (2013-2019). Investigador posdoctoral del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid (2010-2013). investigador posdoctoral del Institut de Recherches sur l´Architecture Antique del CNRS-Universitè de Provence en Aix-en-Provence (2007-2010), investigador predoctoral y posdoctoral de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla (2005-2006), investigador predoctoral de la Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma del CSIC (2003-2004) y miembro de la Real Academia de España en Roma (2002-2003) Licenciado de la 1ª Promoción de Hª del Arte de la UCO (1999). De aquello lejano y de lo diario cercano les dejaré aquí mis aprendizajes, ensayísticos, científicos, críticos y siempre personales, que espero remuevan la viveza de aquel plátano vigoroso que Julio César plantara, símbolo de vida y fertilidad, en esa Córdoba histórica que nos alumbra siempre los buenos días.

Etiquetas
stats