El dinosaurio

He ido a hablar con un dinosaurio que ha venido a hacer un bolo a la ciudad, cerca de mi barrio, un poco antes del Festival de la Guitarra, por problemas de agenda, pero él no hubiese tenido inconveniente en acudir al Teatro de la Axerquía o a dónde lo llamen. Está bajo una carpa en una plaza.

Es un dinosaurio muy cumplidor.

Después de la siesta, el dinosaurio me dice que cuando despertó todavía estaba aquí y todo seguía igual.

Mi colega el dinosaurio animatrónico sale a escena con paso vacilante, ruge un poco, saca la lengua bífida y se va. Y ya está.

Es una genialidad. Por simpleza y elegancia.

Es posible que el dinosaurio haya escrito "El Gatopardo" y no se acuerde porque la memoria de los saurios animatrónicos es cortita y si han hecho un máster de algo ya no se acuerdan. Hacen bien.

"Cambiemos, para que todo siga igual", me dijo el dinosaurio cuando se despertó de la siesta y llevaba razón.

"Total, yo soy eterno y animatrónico; y tú eres finito"

"¿Finito?"

"Sí; finito. Y mortal".

"Ya, comprendo".

https://youtu.be/CR614AG-FUo

Etiquetas
Publicado el
8 de abril de 2018 - 03:00 h
stats