Cosas de la edad

Qué cosas. A pesar de la cantidad de información que consumo por distintas vías, posiblemente más de la que quisiera y, por supuesto, más de la que necesito; acabo de enterarme de algo que no sabía y que mucha gente ya conoce desde hace tiempo. Voy a ver si lo explico bien: resulta que Hannah Montana es Miley Cyrus o que Cyrus fue Montana o que Hannah ha llegado a ser Miley.

No voy a exagerar diciendo que esto me ha cambiado la vida, pero sí que el descubrimiento ha impactado en mi anodina cotidianidad. Podía haberme llamado a la reflexión sobre qué tipo de información consumo, pero no: me ha hecho pensar en los asuntos de la edad.

Muchas son las acepciones que ofrece el Diccionario de la Real Academia en la entrada edad: que si el tiempo que ha vivido una persona o ciertos animales o vegetales, que si la duración de algunas cosas, los periodos que dividen la vida humana, la periodización tradicional en la que se divide la historia que se considera... Por no hablar de la edad del pavo, la provecta edad, la edad crítica, la edad de discreción, la edad de oro o esa tan graciosa de la edad de merecer.

Es posible que Hannah muriese a su edad del pavo y que de ese capullo naciese una crisálida con la eterna edad de las campanillas y los peterpanes llamada Miley. Qué sé yo.

Tal vez la vida y la historia sean de verdad cíclicas y volvamos a pasar de nuevo por edades que creíamos ya superadas. Por eso los jubilados y los adolescentes se parecen tanto que lo mismo se aplican al estudio que se radicalizan en una manifestación, flirtean con alguna droga (legal o no) o se arrojan a la molicie. Por eso los Stones se vuelven a subir a un escenario. Por eso algunos hoy día piensan como en la Edad Media. Por eso los ancianos y los bebés toman dieta blanda. Por eso Esperanza Aguirre se comporta como si fuera James Dean en "Rebelde sin causa"...

Así que no descarto que en algún momento, cuando Miley se agote de ser Cyrus, vuelva a ser Hannah Montana.

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2014 - 03:00 h
stats