¿Autoayuda o Autobombo?

Hace unas pocas semanas un buen amigo, Manolo, me remitió un muy interesante artículo acerca de la Autoayuda y cómo en los últimos años se ha producido un proceso inflacionista respecto a su oferta y los beneficios que ésta aporta. No seré yo quién eche tierra respecto a lo que en estos libros se dice, aunque sí quiero plantear algo de reflexión buscando el equilibrio, en mi opinión muy necesario a la hora de abordar este tipo de literatura.

El pensamiento positivo, la actitud positiva está muy bien, el buen rollo genial. El proponerse la consecución de objetivos, la visualización de lo que quieres conseguir, el tener meridianamente claro tus sueños, tus objetivos, repito,  es fantástico. Y la diferencia entre conseguirlo y no conseguirlo radica entre ponerse en marcha ...o no hacerlo. La ecuación es muy simple: VISIÓN + ACCIÓN = RESULTADOS.

Lo que a veces se olvida explicar es que para llegar al resultado en ocasiones el camino es largo y tortuoso, como decía la letra de los Beatles, y que el resultado no siempre se obtiene, por muy buena actitud que tengas y por muchas cosas que hayas puesto en práctica. Me parece injusto y en cierto modo perverso, hacer creer que si algo no sale según lo planeado la responsabilidad única de lo ocurrido es del individuo, ya que los libros lo dicen " SI QUIERES PUEDES" " HAY MUCHOS QUE LO CONSIGUIERON" "EL ÉXITO DEPENDE DE TI". Te diré un secreto y por favor te pido máxima confidencialidad: el azar también existe, los impoderables, la suerte, hay cosas que no podemos controlar que ocurran ni siquiera influir sobre ellas, es lo que Stephen Covey llamaba Círculo de Preocupación. La absoluta convicción en la propia capacidad de control de uno mismo y de su destino, puede jugarnos malas pasadas. Vivimos en un Sistema donde otros elementos también juegan e influyen sobre nosotros. Si pones todo tu empeño y no lo consigues,  persevera, sigue luchando pero no te castigues, ni te maltrates, no eres un loser pensando que has defraudado los cimientos de la Autoayuda.

Otras de las cosas que me llaman la atención en este tipo de temática, hace referencia al asunto de los plazos para la consecución de resultados: "Mejore su autoestima en 1 semana" "Consiga su pareja en 1 mes" "Pierda 30 kilos en 30 días, fácilmente", éstos son ejemplos, exagerados, de los beneficios que se ofrecen. Resultados rápidos, sin dolor, sin esfuerzo... ummm que bien suena verdad, ¿te los crees?. Yo no.

Mención aparte merecen algunos de los gurús, maestros, visionarios que escriben y prescriben diluidos en su discurso en cuanto empiezas a escarbar y conocer al personaje,  encontrando puntos de incoherencia significativos. Aviso a navegantes:

1. Desconfía del  que se erige como maestro, gurú. La sabiduría es la más universal de las virtudes, y sólo entiende de iguales, compartiendo.

2. Desconfía del quién se erige como ejemplo y referencia para los demás, la verdadera grandeza comienza reconociéndola en los demás.

3. Desconfía del Integrista de Pensamiento. El conmigo o sin mi, te aparta de otras opciones sobre las que construir. Contigo... y con otros.

Hace tiempo escribí que el Coaching no es la panacea ni el remedio omnipotente a aplicar en todos los problemas que acontezcan en la vida de las personas y Organizaciones, y respecto a la Autoayuda pienso algo parecido. En definitiva me quedo con lo bueno que este tipo de literatura ofrece para que uno la adapte a su modelo de vida y le haga tener más recursos con el fin de aplicarlos al único objetivo que tenemos todos los seres humanos de este planeta: SER FELICES. BE TIM

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2014 - 11:31 h
stats