Tres partidos, dos equipos, una meta

El Séneca y el Córdoba mantienen una duro codo a codo por conseguir una plaza para la próxima temporada en División de Honor Juvenil

La temporada se va consumiendo y el círculo se va cerrando. El escenario es apasionante, con una confrontación de alto voltaje entre el Séneca y el Córdoba por conseguir el ascenso en el Grupo 14 de la Liga Nacional Juvenil. El clásico del fútbol local, el derbi por antonomasia, llevado hasta los últimos extremos. Los rojinegros han pegado fuerte en los duelos cara a cara (0-1 fuera y 3-1 en el Puga). Quizá eso sea lo que les pueda dar el tirón final, aunque nadie puede estar seguro de nada. Después de la última jornada, el panorama queda esclarecido: hay dos plazas de ascenso y una, salvo hecatombe, quedará en poder del Atlético Sanluqueño. El equipo gaditano, líder del campeonato, logró sacar un valioso empate a uno en Alcolea ante el Córdoba. Suma 58 puntos y le quedan cuatro partidos por delante (uno más que a los dos equipos cordobeses). Recibirán a San Juan y Betis B, viajando a Dos Hermanas y África Ceutí. No es un calendario sencillo, pero la ventaja sanluqueña es consistente y su respuesta en los partidos clave -como el último ante el Córdoba- es notable.

Y llegamos al duelo. Suben dos. Falta uno. ¿Séneca o Córdoba? Aunque matemáticamente podrían ser los dos, la opción es descartable por la ya mencionada fiabilidad del Sanluqueño. Con los filiales del Betis y el Sevilla metidos en la pelea -pero sin contar para subir, pues tienen a sus primeros equipos en la élite juvenil-, sólo Dos Hermanas y San Juan están en disposición de discutir, y de lejos, en medio de la carrera de los dos equipos más representativos de la cantera local. Sólo uno llegará a la meta. ¿Qué puede suceder de aquí al final?

Al Séneca, que es ahora segundo con 56 puntos sumados, le faltan tres citas: Sevilla B (en casa), Goyu Ryu de Ceuta (fuera) y Don Bosco (en casa). En la jornada que viene sumará tres puntos sin jugar (0-3) porque le tocaba ir al feudo del Xerez Deportivo, que se retiró. Tendrá entonces 59 en el saco. Hay un dato que avala a los rojinegros, que han pasado por una mala racha de resultados después de imponerse en el derbi local: son solventes en su hogar. En el Puga los de Paco Rodríguez han firmado una tarjeta de 12 victorias, un empate y una derrota. Son los mejores anfitriones del campeonato. Partido crucial será el del Sevilla B, que es el segundo mejor visitante de la Liga -sólo superado por el líder-, y el cierre en la última jornada ante el Don Bosco. El equipo de Salesianos podría estar jugándose la permanencia. La tensión será máxima.

El Córdoba, por su parte, está despachando una segunda vuelta excelente. Los de Salvador Hermán suman 55 puntos, uno menos que el Séneca, con el que tienen el golaverage perdido en caso de empate. No dependen, obviamente, de sí mismos. De los tres partidos que les faltan, sólo uno será en casa: reciben en la jornada 32 al Apedem Montilla, un equipo que ya consumó matemáticamente su descenso. Fuera de casa van a los campos del Recreativo de Huelva B (jornada 31) y San Juan (jornada 34). Tendrán descanso en la jornada 33. Su objetivo es sumarlo todo y aguardar un tropiezo del Séneca, que podría permitirse el "lujo" de empatar uno de sus tres compromisos. El 11 de mayo quedará resuelto el derbi más largo del mundo.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2014 - 15:23 h