Un mundo multicolor

El futuro de los titulados está en el extranjero

(Pedro Montero. Director de Fundecor)

No sabemos si ponernos a llorar o a dar brincos después de leer este titular. De su lectura más optimista se desprende un mundo multicolor de oportunidades. Hoy estás aquí, mañana estás allí. El mundo de los Erasmus, de los puentes aéreos, de la zona Schengen, de la aldea global, de los jovencitos que lo mismo cogen la línea nueve del Parque Figueroa que toman vuelo a Manchester en clase turista. Un universo al alcance de la mano. Quien dice de la mano dice del iPhone, de la iPad, del Notebook, del WhatsApp, del Facebook, del Twitter, de la hostia en verso.

Pero si coge la sentencia por el reverso se le cae el alma a los pies. Lo que se encuentra usted es un solar de país, lleno de cadáveres con licenciatura debajo del brazo, en el mejor de los casos. No queremos darle el desayuno, estimado contribuyente, pero el entrecomillado, por su lado menos simpático, es un tiro en los cojones en toda regla. Por si no se ha dado cuenta todavía, lo que está diciendo el señor Montero es que ya le puede ir picando boleto a su hijo para Alemania, para Suiza, para Bélgica, para Francia o para vaya usted a saber dónde, exactamente igual que lo hizo su padre o su suegro o el tendero de abajo hace cincuenta años en aquella España de color sepia.

No nos queremos poner fúnebres, pero mira uno el titular y se nos aparece la carta de ajuste con todas sus consecuencias. Porque vamos a ver: si el futuro de los titulados está en el extranjero, ¿dónde está el futuro de los que no tienen titulación?

Por cierto, caballero, quizás le interese saber que quien hace esta afirmación es director gerente de una fundación universitaria que tiene por objeto potenciar la empleabilidad de los licenciados. Por lo que se ve, con resultados inquietantes.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2012 - 01:30 h
stats