Inés Arrimadas: “El PSOE tiene una retórica similar a la de los partidos nacionalistas en Cataluña”

Inés Arrimadas | TONI BLANCO

Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) puede ser una de las personas que más está disfrutando de la campaña de las Elecciones Andaluzas. “Aprovecho para ver a mis padres y a mis hermanos. Como tampoco tengo mucha oportunidad de bajar... Si puedo, duermo en Jerez, en casa de mis padres”, explica la joven política, que a lo largo de esta entrevista con CORDÓPOLIS marcará en su discurso los efectos de la polarización en Cataluña, la tierra a la que emigró y donde ha logrado ganar las elecciones y ser líder de la oposición, en uno de los momentos más difíciles de la historia de la región.

El discurso catalán está en el ADN de Ciudadanos y eso se nota en todos los comicios en los que participan. La campaña para estas Elecciones Andaluzas no es diferente. Juan Marín, el candidato del partido naranja, ha protagonizado en los últimos días un enfrentamiento con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al que ha acusado de “racista, golpista y cobarde”. En sus mítines, las proclamas más aplaudidas son las que tienen que ver con la unidad de España. Arrimadas explicará en esta entrevista el porqué.

Por el camino incurrirá en alguna contradicción. Olvidará que Ciudadanos llegó antes al Parlamento Andaluz que al Congreso de los Diputados en su afán por no hablar de Vox y de opciones extraparlamentarias; evitará calificar de partidos no constitucionalistas algunas opciones que concurren a las Andaluzas, pero no dudará a la hora de decir que el único candidato constitucionalista a la Alcaldía de Barcelona es el de Ciudadanos, Manuel Valls; y criticará la pelea entre administraciones por la titularidad de la Mezquita, pero no la confrontación entre Marín y Torra.

Todo en una entrevista de media hora realizada en la sede de Ciudadanos en Sevilla, en un momento en el que la líder nacional cree que ha llegado la hora de que su partido lidere el cambio en Andalucía, la tierra que ella misma dejó atrás hace unos años.

PREGUNTA. Quizá podamos empezar la entrevista por ahí. ¿Cómo vive la campaña una andaluza que se tuvo que ir Barcelona?

RESPUESTA. A ver, yo creo que hay miles y miles de jóvenes andaluces que se han tenido que ir de Andalucía. Unos por voluntad propia, otros por obligación. Creo que a todos nos sigue importando lo que pase en esta tierra. Y la verdad es que a mí me hace mucha ilusión esta campaña, porque es la primera vez que se ve cerca la opción de poder cambiar después de 40 años de PSOE.

P. ¿Qué tienen de clave estas elecciones no solo para Andalucía, sino para España?

R. Yo creo que son unas elecciones importantes a nivel andaluz. Tienen entidad propia para Andalucía. Pero es que todo lo que pase en Andalucía es importante para España. Creo que, de hecho, todos los que pensaban que España podía hacer su proyecto de espaldas a Andalucía se equivocaban. Nadie que quiera gobernar España no puede no tener un proyecto para Andalucía.

"Me gustaría que se pudiera sumar con el PP para marcar un cambio"

P. Ciudadanos entró en Andalucía hace tres años, ¿cómo has visto la evolución del partido desde 2015 hasta la actualidad?

R. Pues hombre, cuantitativamente es evidente que crecemos. Solo crecemos. No dejamos de crecer. Y cualitativamente yo creo que Ciudadanos en estos años ha aprendido a trabajar desde las instituciones y a gestionar desde las instituciones. Todos los que estamos en Ciudadanos tenemos una vida profesional fuera de la política. Juan (Marín) ha trabajado 27 años fuera de la política, cosa que ni Susana Díaz ni Juanma Moreno pueden decir, por cierto. Pero sí que es verdad que hay que aprender un poco de política y de instituciones. Somos un grupo de personas de la sociedad civil, que saben lo que es la vida real y trabajar fuera de la política, pero que también han aprendido en estos tres años a gestionar y a ser responsables. Creo que estamos en el momento justo para dar el paso y gobernar.

P. ¿Y cómo valoras el pacto que firmó Ciudadanos con Susana Díaz y el cumplimiento que ha tenido?

R. Hombre, lo valoro con que nosotros en la campaña podemos mirar a los ojos a los andaluces y explicarles qué hemos hecho en estos tres años y medio. Hemos conseguido eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, que eso le afecta a todas las familias andaluzas, y lo hemos eliminado para el 98% de los andaluces, hemos eliminado 31 chiringuitos políticos que no servían para absolutamente nada, hemos bajado el IRPF de la clase media, hemos mejorado la tarifa plana de autónomos. Es decir, nos presentamos explicándoles de qué ha servido votar a Ciudadanos en las últimas elecciones. Pero sí es verdad que la situación es muy distinta. Hace tres años y medio estábamos todavía en plena crisis, y la alternativa era realmente mala, que era que pudiera gobernar el PSOE con Podemos. Y realmente dimos un voto de confianza a la señora Susana Díaz para demostrar si ella era otra cosa o era el PSOE de siempre. Y la verdad es que ha demostrado que era el PSOE de toda la vida. Su lema es Más Andalucía, aunque a mí me parece que es Más de lo mismo y Más PSOE. Y ya se ha acabado. Yo creo que los andaluces están hartos. Y ahora Ciudadanos aspira a gobernar para lograr un cambio. No estamos en la situación de nueve escaños, que lo que hicimos es lo mejor que podíamos para los andaluces con esa fuerza que nos dieron las urnas.

P. Aparte del pacto que permitió gobernar a Susana Díaz en Andalucía, también se firmó un pacto a nivel nacional con el PP que permitió gobernar a Mariano Rajoy. ¿Cree que eso ha beneficiado al partido?

R. Lo importante es si ha beneficiado a los ciudadanos. En ambos casos, sí. Porque podemos explicar lo que hemos hecho. Yo creo que lo que es bueno para España es bueno para Ciudadanos, y viceversa. Y de hecho, tanto en Andalucía como a nivel nacional, las estimaciones de voto son mucho más altas que las que nosotros tuvimos en esas dos elecciones. Es decir, creo que los ciudadanos mismos reconocen el valor de lo que hemos trabajado. Nadie duda de que Ciudadanos vaya a crecer exponencialmente en Andalucía.

"Los que pensaban que España podía hacer su proyecto de espaldas a Andalucía se equivocaban"

P. Dada la experiencia de Ciudadanos de haber facilitado gobiernos en este caso de los dos grandes partidos, ¿en quién confiarían más como socio de gobierno?

R. Teniendo en cuenta la situación de Andalucía, teniendo en cuenta los 40 años que llevamos con el PSOE, yo creo que la mejor opción para Andalucía es un cambio. Y el cambio necesariamente tiene que estar liderado por Ciudadanos, porque es la única fuerza limpia que crece, y una fuerza moderada y sensata. Y a mí me gustaría que se pudiera sumar con el PP para marcar un cambio realmente de etapa en Andalucía. Es que Andalucía es la única comunidad autónoma en la que el mismo partido ha gobernado 40 años. Por tanto, si queremos entrar a levantar las alfombras y abrir las ventanas desde la Junta, tenemos que entrar liderando nosotros. Lo digo muy humildemente. Creo que nosotros somos el único partido que puede liderar esto. Y evidentemente nos tendremos que apoyar en el otro partido que nunca ha gobernado en Andalucía. Porque solo hay dos partidos que no han estado nunca en el Gobierno de Andalucía, ni nosotros ni el PP. Porque quiero recordar que nosotros no hemos estado en el Gobierno de Andalucía.

P. Tampoco Podemos.

R. IU sí. E IU está integrada en esa candidatura. No sé si hay otros partidos, pero IU... El señor Maíllo...

P. Maíllo no formó parte del Gobierno Andaluz.

R. El partido de IU, que va en la misma candidatura que Podemos. Ciudadanos es la única fuerza que no ha gobernado en Andalucía, junto con el PP. Y por tanto, yo creo que la mejor alternativa teniendo esto en cuenta es que lidere el gobierno Ciudadanos y sumemos con el PP.

P. Llama la atención que haya precisamente remarcado la limpieza de Ciudadanos y automáticamente haya dicho que su socio ideal de gobierno es el PP, al que han criticado bastante precisamente por su falta de limpieza.

R. Es que tiene casos de corrupción para aburrir.

P. ¿Y ése le parece un buen socio?

R. Es que, ¿quién hay más? O sea, yo he aprendido una cosa. Que la política tiene que ser igual de realista que la gente de la calle y las empresas. ¿Que me gustaría gobernar sola? Claro. Me gustaría que Juan Marín fuera el presidente sin ningún otro partido. ¿Es realista pensar que podemos sacar mayoría absoluta? No. Y como somos realistas, creo que lo tiene que liderar Ciudadanos. El partido de la Gürtel no puede liderar el cambio en Andalucía, pero ante lo que hay, ¿cuál es la mejor opción para los andaluces? Yo, sinceramente, teniendo las cartas sobre la mesa, que gobierne Ciudadanos con el apoyo del otro partido que no ha gobernado nunca. Ahora, que el PP sea el encargado de eliminar la corrupción en Andalucía... Lo va a tener un poquito complicado, porque allí donde ha gobernado ha habido casos de corrupción. ¿El PSOE va a luchar contra la corrupción en Andalucía? No es realista.

"Estamos en el momento justo para dar el paso y gobernar"

P. Las encuestas, que son encuestas, ya me adelanto a su respuesta, trazan casi todas un escenario que ni siquiera dan para ese cambio sin contar con otros apoyos. Hoy Albert Rivera ha dicho que está dispuesto a hablar con todos los partidos constitucionalistas. Me gustaría saber si, entre los que se presentan en Andalucía, hay partidos no constitucionalistas.

R. Es que me parece que hay 25 candidaturas extraparlamentarias. Por tanto, evidentemente, no vamos a poner aquí etiquetas a las 25 candidaturas que hay. Aparte, es que a mí me pasó una cosa muy curiosa en la campaña de 2015, en Cataluña. Me pasé toda la campaña respondiendo a la pregunta de si íbamos a pactar con Unió, que iba a ser llave de gobierno. Y al final Unió no entró. Todo el mundo que votó a Unió tiró el voto a la papelera, por tanto yo me voy a esperar a que hablen los ciudadanos en las urnas. Lo que es bastante probable es que estemos los cuatro partidos que estamos ahora. Y yo creo, sin duda alguna, que no vamos a gobernar con Podemos. No vamos a gobernar con un partido que ya sabemos cuáles son las políticas que proponen. El PSOE ya ha dado todo lo que tenía que dar a los andaluces, en el sentido irónico. Y me parece que la suma con el PP es la opción más sensata. Ahora, ¿que va a entrar algún partido extraparlamentario? En 2015, todo el mundo daba por hecho que iba a entrar Unió y al final no entró.

P. También aquí en Andalucía, en marzo de aquel mismo año, se dio por hecho que iba a entrar Ciudadanos y finalmente entró. Y ustedes tuvieron una campaña bastante mediática siendo fuerza extraparlamentaria. Todo el mundo hablaba de posibles pactos con vosotros y de que iba a ser la llave de gobierno.

R. Pero veníamos en ese momento de ser la segunda fuerza política en Cataluña.

P. Eso fue después. En Andalucía no existían parlamentariamente.

R. Veníamos también... en el mismo año en el que Ciudadanos entró con 40 escaños en el Congreso de los Diputados. Estamos hablando de realidades bastante diferentes.

P. No. Las andaluzas fueron previas a todo esto.

R. Sí, pero en el mismo año.

P. En cualquier caso fueron previas.

R. Total, que no voy a cometer el mismo error que cometí en 2015 de pasarme toda la campaña hablando de un partido que al final no entró. La gente les votó pensando que podían tener representación y al final no entraron. Por eso yo creo que vamos a centrarnos con los que tienen representación parlamentaria. Lo que quiero que la gente tenga claro es que, si hay un escaño más de suma en la que Ciudadanos pueda liderar un gobierno de cambio en Andalucía, nosotros lo vamos a hacer.

"(El PP) tiene casos de corrupción para aburrir"

P. En cualquier caso, ¿lo que usted no considera es que haya partidos no constitucionalistas que estén concurriendo a estas elecciones?

R. No lo sé. Hay 25 candidaturas. Yo no me atrevo a decir que las 25 candidaturas son constitucionalistas o no lo son. Aparte, yo creo que a los partidos se les conoce de verdad cuando empiezan a entrar en las instituciones y empiezan a votar cosas y a proponer cosas.

P. ¿Cree que la campaña que está planteando Ciudadanos está hablando suficientemente de Andalucía?

R. Por supuesto. Es que hablar de los casos de corrupción del PSOE es hablar de Andalucía. Hablar de las listas de espera es hablar de los andaluces. Hablar de los problemas del fracaso escolar es hablar de Andalucía. Hablar de las potencialidades no aprovechadas de Andalucía es hablar de Andalucía. Yo creo que quien no quiere que se hable de Andalucía es el PSOE. Porque cada vez que ponemos un dato sobre la mesa, dicen “no vengan ustedes a decir esto”. Y es que no venimos, somos andaluces. Yo detecto una retórica muy similar a la de los partidos nacionalistas en Cataluña, porque Susana Díaz confunde las críticas a su partido con las críticas a los andaluces. Y, por suerte, Andalucía es mucho más que el PSOE. Y eso me recuerda tanto a los partidos nacionalistas...

P. Lo digo por la campaña de Juan Marín en la que apela directamente al presidente Torra. ¿Realmente es necesario meter al presidente de la Generalitat en la campaña de las Elecciones Andaluzas?

R. Bueno, es que el presidente de la Generalitat ha insultado a los andaluces. Es que yo creo que para hablar de Andalucía, también hay que saber qué dicen de Andalucía los socios del Gobierno de España. La imagen que se proyecta de Andalucía también importa. El señor Torra ha dicho barbaridades de los andaluces. La consejera de Cultura del Gobierno de la Generalitat, para que vosotros lo sepáis, dice que los andaluces, la gente que vino de otras comunidades autónomas a Cataluña, son “colonizadores lingüísticos”. Denunciar eso es hablar también de Andalucía. Es que a los andaluces normalmente hay que defenderlos más fuera de Andalucía que dentro. O, por ejemplo, votar en contra del cuponazo vasco, también afecta a la sanidad y la educación de Andalucía. Andalucía no es un círculo cerrado de Podemos. ¿Cómo no va a afectar a los andaluces que los Presupuestos Generales del Estado los decida Junqueras desde una prisión? Junqueras, que dijo que hay diferencias genéticas entre los catalanes y los españoles.

P. Pero señora Arrimadas, este tipo de declaraciones, que las conocemos, que la prensa ha aireado holgadamente, ninguna ha tenido lugar durante la campaña y son declaraciones que ustedes han decidido meter en la campaña de las Elecciones Andaluzas por una cuestión externa.

R. ¿Y? ¿Un periodista me dice que como no son en campaña no se puede hablar de lo que pasa en España?

P. Lo último que yo haría, señora Arrimadas, sería decirle a usted de lo que tiene que hablar. Lo que le he preguntado es si realmente ésa es una campaña que beneficia a los andaluces, hablar de lo que ustedes dicen que dijo Quim Torra o el señor Junqueras. ¿En qué beneficia eso a los andaluces?

R. Defender a los andaluces siempre es necesario.

P. Hace unas semanas, también hablaban de niños andaluces en negativo, y no han hecho ustedes una campaña sobre eso.

R. ¿Porque no se han producido los insultos en campaña no se pueden repetir en campaña? Eso es lo que decía el otro día la señora Susana Díaz, que están sacando casos de corrupción de hace tiempo ya. Pues claro que vamos a sacar casos de corrupción de Andalucía que se han producido en los últimos años. Claro que vamos a sacar recortes o mala gestión de Andalucía. Claro que vamos a sacar la votación del cuponazo vasco. Yo lo que no le voy a comprar a la señora Susana Díaz es que en Andalucía no importa nada lo que pase más allá de la comunidad autónoma.

P. ¿Pero no cree que este tipo de enfrentamientos puede acabar eclipsando las propuestas que vienen reflejadas en su programa? A veces parece que los titulares los acapara el enfrentamiento de Juan Marín con Quim Torra.

R. Los titulares no los decidimos nosotros.

P. Ustedes proponen los eslóganes y saben bien lo que hacen en campaña. Es el propio Juan Marín quien ha grabado un vídeo de campaña.

R. El vídeo lo ha grabado Juan Marín en respuesta a una amenaza de Quim Torra de denunciarlo. No sé si está usted al tanto.

P. Obviamente. De eso estamos hablando.

R. Eso sí que ha pasado en campaña. Por tanto, ante la amenaza de Torra de denunciar a Juan Marín por defender a los andaluces sí que hay una respuesta. Es que a los andaluces hay que defenderlos los 365 días del año. Yo en el Parlamento de Cataluña he tenido que salir varias veces a defender a los andaluces...

"El partido de la Gurtel no puede liderar el cambio en Andalucía"

P. Me consta. Hablamos de Juan Marín, no de usted. Además, usted sabe bien que las críticas a los andaluces no son solamente patrimonio del nacionalismo en Cataluña...

R. Yo, la apología de la insolidaridad, sobre todo se la he escuchado a los partidos independentistas. Sí que es verdad que el PSOE, el PP y Podemos votan a favor del cuponazo vasco, que es una injusticia. Y nos quedamos solos denunciando esa injusticia. Yo lo que no puedo soportar es el discursito de que “estoy en Sevilla y me quejo”... Por ejemplo, la ministra María Jesús Montero. Cuando estoy en Sevilla me quejo de que aquí vienen muy pocos recursos y luego te vas de ministra y apoyas el cuponazo vasco. ¡Oye, coherencia!

P. Con esa misma coherencia, ¿está usted condiciones de asegurar que no se va a facilitar el Gobierno de Susana Díaz teniendo en cuenta que tanto Albert Rivera, que dijo que no iba a facilitar el Gobierno de Mariano Rajoy y después lo hizo, como Juan Marín, que dijo antes de las elecciones de 2015 que permitir el gobierno de Díaz sería “traicionar la ilusión de la gente”?

R. Pues la verdad es que Ciudadanos ha sido un partido responsable. Un partido que, mientras ha tenido un papel más modesto a nivel electoral, ha dado estabilidad y ha conseguido cambios, pero el ciclo electoral ha cambiado. Ciudadanos hoy está en posición de liderar gobiernos. La decisión es de Juan Marín, avalada por el Comité Ejecutivo, y no vamos a apoyar a Susana Díaz. La señora Díaz perdió su última oportunidad de demostrar que podía ser algo distinto al PSOE hace tres años y medio. Firmó de su puño y letra una serie de medidas de regeneración que ha incumplido. No tiene valor su palabra. Por tanto, no vamos a volver a pactar con la señora Díaz. Lo ha dicho Juan Marín, tiene el apoyo nacional, y yo me lo creo como española, como ciudadana y también como andaluza que soy. Yo creo a Juan Marín cuando dice que no vamos a pactar con Susana.

P. Si las encuestas se cumplen y la mayoría que quieren de Ciudadanos y PP no es suficiente, frente a un escenario de parálisis, ustedes que, según ha dicho, son un partido responsable, ¿mantendrán su posición de negativa invariable?

R. Es que hay otros escenarios. Primero vamos a ver si sumamos. Hay otros escenarios. Lo mismo Susana Díaz tiene que aceptar que no tiene la suficiente fuerza para gobernar y dar un apoyo, digamos por el bien de los andaluces, al señor Juan Marín para que sea presidente con un acuerdo con el PP. Si tanto le preocupa la parálisis, que demuestre que no quiere parálisis. Porque lo que no puede ser es “o yo o el caos”. No existe el “o Susana o el caos”, existen otros escenarios.

P. De los que ya hemos hablado en esta entrevista, sin duda. En estos escenarios, se ha dado un nuevo fenómeno, como puede ser el de los partidos populistas, en este caso de derechas. Usted a Podemos la ha encajonado en esta etiqueta.

R. Creo que en la línea europea, es una etiqueta.

"En el Parlamento de Cataluña he tenido que salir varias veces a defender a los andaluces"

P. ¿Vox sería un partido populista?

R. Insisto, yo no voy a poner etiquetas a las 25 candidaturas que se presentan en Andalucía. Yo solo veo que, por ejemplo, Vox ha ido a atacar al único candidato constitucionalista que puede ganar en Barcelona, que es Manuel Valls, al que nosotros apoyamos. Nosotros somos proeuropeos, ellos defienden tesis absolutamente contrarias... Pero, ya te digo, no le voy a dar el gusto a Susana Díaz de que yo me pase la campaña hablando de Vox, que creo que es lo que quiere Susana Díaz, que hablemos más de Vox que de los ERE, del cupo vasco o de la insolidaridad de Cataluña.

P. Antes de terminar, me gustaría centrarnos en Córdoba. Me gustaría conocer su opinión sobre el tema del que más se está hablando últimamente, que es la cuestión de la titularidad de la Mezquita. Si cree que reclamarla la titularidad pública es una cuestión que tiene sentido.

R. Te lo digo como andaluza: me da un poco de pena que el debate que esté protagonizando la Mezquita de Córdoba sea sobre la titularidad y la pelea entre las administraciones. Yo creo que es patrimonio no solo de todos los andaluces, sino mundial de la Humanidad. Es una joya. No sé si es la novena o décima cosa más visitada de España. Y creo que lo que tiene que generarse es un consenso para ver cuál es la mejor manera de gestión de ese patrimonio. A mí, ver cómo las distintas administraciones se pelean entre ellas... Con partidos políticos que dicen una cosa en Córdoba pero otra en Madrid... Yo estoy un poquito cansada. Nosotros apostamos por que, por consenso, se busque la mejor solución y que las peleas entre administraciones no protagonicen la imagen de la Mezquita. Yo veo al PSOE con posiciones contradictorias respecto a lo que defiende para Medina Azahara y lo que defiende para la Mezquita de Córdoba, por ejemplo.

P. ¿Por qué? ¿A qué se refiere?

R. No me quiero meter en debates técnicos. En realidad los modelos que están defendiendo para las dos cosas son bastante distintos.

P. No sé a qué se refiere.

R. Sí, sí, bastante.

P. Medina Azahara es un yacimiento que es titularidad de la Junta de Andalucía.

R. Por eso, que la propuesta que hace el PSOE... Primero que tiene bastantes diferencias entre lo que tiene en Andalucía y lo que tiene en Madrid, para empezar. Yo puedo discrepar mucho y pelearme mucho con otros partidos, pero yo por la Mezquita no me voy a pelear ni quiero protagonizar ninguna pelea. Se tienen que poner de acuerdo todas las instituciones. Me parece que es un patrimonio brutal, y no puede ser que el tema de la Mezquita sea la pelea entre administraciones y los partidos por la titularidad. Creo que hemos sido el único partido responsable que sin apriorismos ha abogado por sentarnos todos y llegar a un consenso y una salida razonable y digna.

"Lo que quiere Susana Díaz es que hablemos más de Vox que de los ERE"

P. ¿Considera en cualquier caso que los números deberían estar encima de la mesa? Hay cierto oscurantismo en las cifras de beneficio que aporta la Mezquita al Cabildo o está también la carga impositiva que debería asumir por la entrada o por el inmueble del que es titular y gestor.

R. Creo que evidentemente este debate se debe hacer con base y criterios técnicos. Con datos objetivos. Que no hay esa actitud. Muchas veces se trabaja con estimaciones, estimaciones de visitas, estimaciones de impacto económico. No te digo que sea todo esto matemático o químico. Sí es verdad que tiene que haber datos técnicos sobre los que tomar una decisión. Pero en el fondo, creo que el problema de la Mezquita no es que no haya datos técnicos, sino que se está haciendo una lucha política sobre una cosa que debería estar al margen de la lucha política de los partidos y de las instituciones.

Etiquetas
stats