Los chubascos marcarán el final de la Semana Santa de 2021

Gente sentada en las terrazas de los bares de las Tendillas

0

Si la Semana Santa de 2021 hubiese transcurrido en un año normal, uno de los titulares que hubiese dejado la vertiente meteorológica tendría que ver con el intenso calor vivido en la primera mitad de semana, que dejaba la segunda tarde más calurosa en Córdoba para un mes de marzo desde que existen registros. El otro tendría de protagonista la tonalidad apocalíptica del cielo, enturbiado durante los últimos días por la entrada de polvo sahariano, y que ha dibujado un panorama de cierta estética bladerunnera. La posibilidad de que las cofradías hiciesen pleno en sus salidas procesionales, una rara avis que ocurre de era en era, también habría sido objeto de análisis. Eso sí, lo haría en el último minuto y cruzando los dedos de que los chubascos que se esperan a partir de la mañana del viernes esquivasen las últimas procesiones de la semana.

Córdoba vive la segunda tarde más calurosa de marzo en 62 años

Córdoba vive la segunda tarde más calurosa de marzo en 62 años

El paso de una borrasca atlántica muy poco activa hasta el entorno mediterráneo será la que provoque un aumento de la inestabilidad, que ya durante la tarde del jueves empezó a alimentar la formación de nubosidad de evolución. Esa nubosidad podrá dejar precipitaciones débiles durante la mañana del viernes en puntos aislados del valle del Guadalquivir, y en menor medida en el resto de la provincia. La lluvia en cualquier caso sería de muy poca fuerza, remitiendo a primeras horas de la tarde. Será durante las tardes de sábado y del domingo cuando los chubascos ganen en intensidad en áreas de sierra de la mitad norte. La escasa lluvia que se espera servirá además para terminar de barrer el polvo en suspensión que nos ha acompañado desde comienzos de semana. Un ingrediente que podría favorecer además la formación de lluvia de barro.

Junto a la lluvia el descenso del termómetro será la otra cara de la moneda. El viento de poniente además de limpiar la atmósfera servirá para sustituir la masa de aire cálido norte-africana por otra más templada, provocando un descenso cercano a los 10 grados entre las máximas registradas la tarde del miércoles y las del viernes. Hasta los 22 grados caerá el mercurio en el valle del Guadalquivir al inicio del fin de semana y por debajo de los 20 grados en el resto de la provincia, para ir recuperando terreno a partir de la jornada del sábado. Desde entonces y hasta el próximo martes se espera un ascenso continuado que volvería a llevar las máximas a valores cercanos a los 28 o 29 grados.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2021 - 05:45 h
stats