¿Y qué vamos a hacer sin él?

Deivid, en un partido en El Arcángel | MADERO CUBERO

"No es momento para lamentaciones. Toca apretar los dientes y tirar más fuerte que nunca". El mensaje en su cuenta de Twitter -donde recibió en las últimas horas un torrente de mensajes de apoyo- revela la rebeldía de Deivid contra unas circunstancias dolorosas. El defensa asume con entereza una situación desconocida para él. Pasará por el quirófano para ser intervenido de una lesión en la cadera y estará fuera de juego por un periodo no inferior a cinco meses, según los partes médicos. ¿Un contratiempo más? En absoluto. La ausencia del central canario, uno de los capitanes del equipo, supone un golpe de extraordinaria magnitud para un Córdoba que ha encajado la noticia en un momento de lo más delicado: ha cumplido un mes sin ganar ningún partido de Liga. Cinco partidos sin Deivid. Cinco sin vencer. ¿Y qué va a hacer el Córdoba ahora?

Oltra solamente dispone de dos centrales puros: Héctor Rodas y Jonathan Bijimine. Deivid ha venido siendo fijo siempre que ha estado en condiciones físicas. En el pasado curso disputó 38 partidos -le sacaron del once las sanciones por tarjetas- y en el campeonato actual fue la referencia como jefe de la zaga hasta que las molestias físicas le impidieron jugar ante el Nástic. Fue el último partido del mes de septiembre y acabó con triunfo blanquiverde. Desde entonces -exceptuando el 1-2 de la Copa ante el Cádiz-, nada que rascar en la Liga. Una vez confirmada la baja de Deivid, a Oltra se le plantea un dilema semanal. El canario no regresará hasta primavera y las lesiones han sido una plaga continúa en la parte de atrás: Antoñito estuvo fuera tres semanas y Domingo Cisma, con el alta médica después de cuatro jornadas ausente, volvió a sufrir un nuevo percance en las vísperas del duelo del sábado pasado ante el Valladolid. Parece que ha llegado la hora de exprimir la polivalencia de los jugadores. El lateral Caro podría ocupar la posición de central, un puesto que no les resulta del todo extraño a hombres como Luso o Cisma. En el filial está Pablo Vázquez, fichado este verano del San Fernando, de Tercera, y que ya entró en alguna convocatoria de Oltra y debutó en Cádiz. Los movimientos pueden comenzar muy pronto: Rodas está apercibido de sanción.

¿Supondrá esta circunstancia un refuerzo en el mercado invernal? Emilio Vega, el director deportivo, podría estar sopesando alguna operación que permita al Córdoba reforzar una defensa que, al igual que el curso pasado, anda muy justa de efectivos. El percance de Deivid, el futbolista con más peso en su zona, puede forzar incluso a un replanteamiento de los objetivos si no se encuentra -sea por la vía del fichaje o de una combinación acertada de las piezas actuales- un remedio de garantías.

Etiquetas
stats