Lo que está por venir

Entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Carrión les dirá que aquí no ha pasado nada, que los resultados del verano se disipan como el humo y que es a partir de ahora cuando hay que jugarse los cuartos. Y es verdad, aunque no del todo. El Córdoba-Cádiz será un test de alta exigencia y también una cita de lo más estimulante. El pleno de victorias (8) en la fase de pretemporada ha esparcido gratas sensaciones en el cordobesismo, relajando el gesto hasta en los sectores más críticos. Este equipo tiene razones para sentirse fuerte en El Arcángel, donde pretende rememorar la imagen rocosa del tramo final de la Liga anterior. Son otros protagonistas, pero en medio de todo está Luis Carrión, un entrenador cuya motivación está por las nubes en su primera experiencia en un banquillo profesional partiendo de cero.

El equipo tiene buena pinta. Está más compensado que en las campañas precedentes y la idea general es que con un par de fichajes -el club los está buscando- puede quedar listo para el objetivo. ¿Que cuál es? Pues el mismo que el del ochenta por ciento de los vecinos: pelear por subir a Primera División. Algunos -los recién descendidos, principalmente- lo harán con mayor angustia. En el Córdoba, después de lo visto el curso pasado, se han sacado de encima la losa anímica y ya nadie habla -al menos en público- de ascender o morir. "Iremos partido a partido", dejó advertido Carrión en sus primeras declaraciones a propósito del plan 17-18. El objetivo habrá que construirlo. Y en ello está.

Después de descansar el lunes, la plantilla inicia este martes un programa de preparación que contempla entrenamientos diarios a las 9:30 de la mañana, tratando de huir del calor. La Ciudad Deportiva acogerá -a puerta abierta- los del martes y jueves, y El Arcángel los del miércoles y viernes, siendo este último el único a puerta cerrada para el público. Sin ninguna baja por lesión -jugadores como Álex Vallejo o Jaime Romero sufrieron algún percance del que ya están restablecidos- que añadir a Pawel Kieszek -rehabilitándose con trabajo específico-, Carrión tendrá a todo el grupo disponible para componer su primera convocatoria y montar el primer once de la temporada.

Durante el verano ha empleado Carrión a un total de treinta futbolistas. Algunos salieron con el tren en marcha, como el delantero Alberto Quiles (cedido al UCAM Murcia) y el guardameta Marc Vito (cedido al Extremadura), y es más que probable que lleguen pasajeros a última hora. De momento, y aunque el técnico catalán no ha desvelado nada, parece claro que hay asuntos bien atornillados en las vísperas del campeonato. Principalmente en la parte de atrás, donde Igor Stefanovic parte como portero titular por delante de una zaga en la que Fernández y Pinillos, en las bandas, con Josema y Joao por el centro, parecen los que más opciones tienen. Arriba, Jona Mejía y Sergi Guardiola plantean el primer debate. El hondureño fue el fichaje estelar y el balear ha sido el máximo goleador de la pretemporada. En el medio, hombres como Javi Lara, Edu Ramos, Alfaro o Javi Galán parten con la ventaja que les da la veteranía y su buen rendimiento en este verano. Pero todo está por ver. Desde este martes ya solo hay ojos para la Liga. El sábado llega el Cádiz.

Etiquetas
stats