El último en caer: a Deivid, el jefe, lo sacan a la fuerza

Deivid, tras ser expulsado después del penalti | LOF
La tarjeta roja en Elche corta la trayectoria del único futbolista que había disputado todos los minutos posibles de competición

Mil seiscientos veinte minutos de juego. Todos. Diecisiete partidos de Liga y uno de Copa. Deivid, el jefe de la defensa del líder de Segunda, lo resistió todo hasta el viernes. Llevaba alguna jornada ya aguantando el tipo con cuatro tarjetas amarillas. Hasta el mismo día fue duda por problemas físicos. Nada pudo con él. Hasta que llegó Arcediano Monescillo, el árbitro del Elche-Córdoba, para echarle del campo por una entrada impetuosa por detrás a Álex Moreno. El punta ilicitano había burlado a todos los defensas y encaraba ya a Razak. Deivid lo paró y el colegiado, entendiendo que era una ocasión manifiesta de gol, decretó penalti y expulsión. Fue el 1-0. Minuto 14. El jugador se marchó cabizbajo hacia la banda, consciente de que el final de su racha de minutos en juego traía peligrosos efectos colaterales. El Córdoba, con uno menos -terminó con nueve: a Pineda le expulsaron en el descuento-, se dejó la piel pero terminó cediendo por 2-1.

“Orgulloso de mis compañeros. Dan la vida siempre. Un error mío condiciona todo... A desconectar y vuelta con más ganas si cabe.¡Volveremos!”. A través de su cuenta personal de Twitter, Deivid se autoinculpó en una jugada clave y, de inmediato, recibió un aluvión de mensajes de ánimo de los aficionados. La afición blanquiverde está con un futbolista que ha pasado de ser un comodín en el curso pasado, donde iba de acá para allá moviéndose al son del desquiciado baile de entrenadores, a un pilar de referencia. Él manda atrás.

A sus 26 años, Deivid -que finaliza su contrato el próximo 30 de junio- es uno de los capitanes de un Córdoba que ha llegado al parón invernal con la posición de ascenso directo garantizada. Es insustituible para Oltra, que tendrá tiempo durante el periodo vacacional para darle vueltas a su sustituto. El 3 de enero, en el retorno de la Liga ante el Mirandés, no estará Deivid por la sanción de un partido que comporta su expulsión en el Martínez Valero. Cuando el central salga de nuevo al campo lo hará bajo la amenaza de una suspensión: acumula cuatro amarillas en su casillero. En esa misma circunstancia están Domingo Cisma, Rafa Gálvez, Luso, Fidel, Florin Andone y Xisco.

Etiquetas
stats