Triplete cordobés en la N1

Lance del partido Maristas-Labradores en el colegio Cervantes | TONI BLANCO

A todos les fue bien la jornada en la N1 masculina. Los que jugaban en cancha propia, Maristas y Peñarroya, despacharon a sus adversarios con solvencia en el juego y marcadores contundentes. El que actuaba como visitante, el CBE Ciudad de Córdoba, se ganó a pulso el triunfo en el hogar de un correoso Gines. El triplete de éxitos mantiene a los representantes provinciales en la zona media alta de la clasificación del grupo, con todas las opciones abiertas para instalarse ahí por mucho tiempo.

Lo del Peñarroya fue un golpe autoritario sobre la mesa. El conjunto de Juanra Guzmán está dejando claro que comparecer en el pabellón Lourdes Mohedano se va a convertir en una dura experiencia para los rivales. El punto de inflexión de su apabullante triunfo en el derbi provincial ante el CBC les ha servido para crecerse. Esta vez vencieron al Aljaraque (81-60) en un duelo que dominaron por completo. El 22-11 del primer cuarto lo estiraron, tras un parcial de 13-0 en la salida del segundo, hasta un 35-11 que aniquiló por completo la resistencia de los onubenses.

Tras llegar al descanso con 48-22 y al final del tercer tiempo con 68-38, el cuadro minero ya se dejó llevar en el último periodo para dejar el tanteo final en un 81-60. Hubo partidazo de Antonio Sevillano (21 puntos, 5 rebotes), al que sumaron Terry Blake (17 puntos, 6 rebotes) y Luis Rodríguez (15 puntos, 4 rebotes). El Peñarroya cimentó el resultado en el control del rebote (48 por 32 del Aljaraque) y en el acierto en el triple, con 14 de 37.

En el pabellón de Cervantes, el CB Maristas dio buena cuenta de un Labradores (84-54) que solamente opuso resistencia durante la primera parte. Los sevillanos se mantuvieron en el primer cuarto (19-14) y se llevaron el segundo por 19-20, para alcanzar el intermedio con esperanza (38-34).

Sin embargo, los de Luis Requena tuvieron una puesta en escena inapelable: un parcial de 11-2 les colocó en 49-36. Los rojos se impusieron en el tercer cuarto (21-9) y en el último (25-11) con un juego más sólido y actuaciones brillantes de Alberto Martín (15 puntos), Jaime Aguilera (12 puntos) y David Caballero, que firmó 6 rebotes y 4 asistencias. El Maristas comienza a despertar.

El que se puso las pilas fue el CBE Ciudad de Córdoba, que después de dos derrotas consecutivas buscaba el modo de recuperar sensaciones y, principalmente, engrosar su casillero de victorias para permanecer en la parte alta de la tabla. Los de Quique Garrido tuvieron que sudar para sacar adelante su compromiso en Gines (63-70), donde se encontraron con un contrario que no se rindió y tuvo sus opciones. Los hispalenses se llevaron el primer cuarto (19-17) y los cordobeses respondieron en el segundo (13-15) para llegar al descanso con empate (32-32).

El tercer cuarto fue clave. Los cordobeses, con un Canales muy inspirado (18 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias para una valoración de 30), tomaron una ventaja de nueve puntos para meterse en el último cuarto con 43-52. Los de Garrido apretaron para defender su ventaja y lograron mantenerla, pese a que el Gines llegó a acercarse peligrosamente. El CBC perdió el cuarto (20-18) pero ganó el partido, en el que además de Canales sobresalieron Ángel López (16 puntos, 9 rebotes) y José Antonio Jurado, que aportó 10 rebotes.

El Multiópticas Antolí Peñarroya y el Ciudad de Córdoba, ambos con un balance de 3-2, se sitúan en segunda y tercera posición a la estela del líder CB Coria (4-0). El próximo fin de semana habrá parón liguero antes de retornar el fin de semana del 9-10 de noviembre con los partidos CBE Ciudad de Córdoba-Gymnástica Portuense, Labradores-Peñarroya y Gibraleón-Maristas.

Etiquetas
stats