Los demás a Sevilla y Bijimine, a Nairobi

Bijimine, en un partido de la pasada temporada ante el Numancia | LOF

Vuelve a jugar Bijimine. Y lo hará lejos de Córdoba. El jugador ha sido incluido en la convocatoria de la selección del Congo para el partido que disputará el próximo domingo 26 en Nairobi frente a Kenia. Ese mismo día, los blanquiverdes rinden visita al Estadio Ramón Sánchez Pizjuán para medir sus fuerzas con el filial del Sevilla. Allí no estará un jugador que entró en las últimas convocatorias, pero que aún no ha salido al terreno de juego después de que estuviera fuera de combate durante varias semanas por las lesiones que se produjo en un accidente de tráfico. El club ha anunciado a través de sus canales oficiales la citación de Bijimine, por lo que Carrión tendrá una baja asegurada ante un partido de alto riesgo frente a los cachorros de Nervión.

Bijimine entró en la órbita de la selección absoluta de su país al ser llamado para una concentración después de las Navidades en Camerún, donde Congo disputó un amistoso frente a los leones indomables. Sin embargo, fue finalmente descartado de la lista definitiva con la que los congoleños abordaron la Copa de África de Gabón 2017, una competición en la que los leopardos se enfrentaron a Costa de Marfil, Marruecos y Togo en la fase de grupos. En enero regresó a Córdoba con un parte médico en el que se hablaba de molestias musculares. En El Arcángel respiraron aliviados, pues la baja de larga duración de Deivid y una lesión que Héctor Rodas había sufrido dejaban la línea de zagueros muy tocada. Bijimine había sido un jugador habitual en la defensa, pero en este 2017 cayó en desgracia y terminó no sólo fuera del once, sino protagonizando un desgraciado incidente que le dejó señalado ante el cordobesismo y por el cual tuvo que pedir perdón.

Nacido suelo francés y con nacionalidad de la República Democrática del Congo, Bijimine pasó por el Sedán galo y los clubes italianos Barletta y Peruggia antes de fichar por el Córdoba para integrarse al filial. Ha defendido la camiseta blanquiverde en Primera, Segunda, Segunda B y Tercera División, cuatro categorías distintas en las que siempre se empleó con una entrega y entusiasmo que a veces derivaron en desaplicaciones tácticas que costaron goles. Llegó como un futbolista en formación y en ello está. Su polivalencia -en posiciones defensivas, como pivote o central- y su poderoso físico -mide 1’90- son la base de su juego. Pero hay algo más. Los avances en los aspectos en los que estaba más débil -la colocación y la toma de decisiones- se estaban produciendo para regocijo del Córdoba. El club le renovó hasta 2019 y le incluyó como miembro de pleno derecho en la primera plantilla. Con 22 años, se le considera un valor de futuro. Sin embargo, su trayectoria se torció en este año con sus escarceos extradeportivos y la salida de los planes. La llamada de la selección del Congo puede revitalizar a un futbolista que necesita nuevos estímulos.

Etiquetas
stats