La reivindicación del baloncesto del Sur

Jugadoras de la selección andaluza infantil, junto a otros galardonados por la FAB | FAB

Fue una noche para sacar músculo, para reivindicar el poder del baloncesto del Sur, para exhibir los éxitos de primer nivel del Unicaja -campeón de la Eurocup y semifinalista de la ACB-, para homenajear a doce niñas que fueron campeonas de España en infantiles, para explicar que el camino no es sencillo pero que no hay lugar para la cobardía, para reclamar atención de instituciones y patrocinadores, para rendir tributo a los referentes de las selecciones nacionales, para reconocer el valor de los árbitros y para recordar que este deporte tiene hondas raíces en Andalucía y que alza la voz en las canchas de todo el país, desde la base al profesionalismo. "Trabajamos con vocación de futuro", dijo Antonio de Torres, presidente de la FAB, en un acto que fue emotivo y original. Con la guía del pianista y showman Alberto de Paz, los asistentes vivieron una velada de calor tórrido y muchas promesas. Algunas, con fundamento. No está mal.

En la primera Gala del Baloncesto FAB, con todas las delegaciones de las ocho provincias representadas -aprovechando que durante la mañana se celebró la Asamblea Anual, donde se aprobó un presupuesto de 3'4 millones de euros-, se realizó una entrega de premios que en el porvenir será itinerante. Recogieron galardones la Junta de Andalucía, el jugador del Unicaja Alberto Díaz, el árbitro de ACB Daniel Hierrezuelo, el Unicaja Málaga por su triunfo en Europa y las selecciones absolutas de baloncesto por sus éxitos olímpicos. Entre los premiados locales sobresalió el Deza Maristas, que ha protagonizado un año espectacular en lo deportivo y ha honrado del mejor modo la celebración del 75 aniversario de este deporte en la entidad colegial. También recogió una distinción la entidad financiera Cajasur. Uno de los momentos más emocionantes de la gala lo protagonizaron las chicas de la selección andaluza infantil, que se proclamaron este año campeonas de España de su categoría. Todas subieron al estrado para llevarse una de las grandes ovaciones de la noche.

"Competir no es malo", indicó De Torres en su intervención, desmitificando esa tendencia buenista que se instaló en el deporte de formación para tratar de expulsar de él una parte crucial de su esencia. Ahora bien, el presidente de la FAB recalcó que en el trabajo con la cantera es preciso poner el acento en la promoción de los valores y la educación. "Primero es tener solidaridad, empatía, compañerismo... y después competimos. Lo primero es hacer de los jugadores mejores personas, ayudarles a socializarse y a formarse con experiencias, y después competimos", insistió De Torres en el colofón a una gala a la que asistieron jugadores legendarios como Carlos Jiménez -en calidad de director deportivo del Unicaja- o José Antonio Montero, miembro de la junta directiva de la Federación Española de Baloncesto.

Etiquetas
stats