La reacción del Córdoba en tres claves

Alineación blanquiverde en el Reus - Córdoba (1-2) en el Municipal | LOF

Dos partidos y dos victorias. Una, ante un Málaga de Primera al que dejó tambaleante en la Copa del Rey (2-0) y otra contra el Reus, la revelación del campeonato en Segunda, al que noqueó en su feudo por (1-2). El impacto de Luis Miguel Carrión en el banquillo del Córdoba ha sido inmediato. Los futbolistas que lloraron la marcha de Oltra después de nueve jornadas ligueras sin ganar no se han abonado a la depresión. Hirvió la sangre. Y aunque la llegada del catalán, un hombre de la casa, no generó una corriente de entusiasmo en la mayor parte del cordobesismo, los resultados han prendido de nuevo la llama. Después un periodo infame -cinco puntos sobre 27-, el Córdoba está a dos puntos de la zona de play off. El límite lo marca el Cádiz, que tiene dos puntos más y visita El Arcángel el próximo domingo. El derbi andaluz se mira ahora con otros ojos. Más golosos. ¿Qué ha cambiado en el Córdoba -aparte de los marcadores- en estos siete días?

Aquí os quiero ver: Edu, Borja, Héctor...

Oltra repitió el once titular en sus últimos tres partidos como entrenador del Córdoba. No logró ganar ninguno. Antes había dado vueltas al guiso de todas las maneras. Pero faltaba alguna y Carrión recurrió a la receta. Jugadores que habían actuado con intermitencia o habían salido del primer plano con Oltra fueron llamados a filas por el nuevo entrenador. Borja Domínguez apareció en el conjunto de inicio en la Copa ante el Málaga y marcó un golazo que puede valer el billete para los octavos de final. En Reus volvió a salir. Como Edu Ramos, que se motivó ante el Málaga -su ex equipo- y ofreció un notable desempeño este fin de semana en la Liga, haciendo que no se echara de menos a un pilar básico en los últimos años como el aragonés Luso Delgado. En la retaguardia, Carrión ha dado un sitio en el centro de la defensa a Héctor Rodas, que perdió la confianza de Oltra después de las primeras jornadas. En Reus, el nuevo entrenador recuperó a la línea defensiva original -Antoñito, Cisma, Rodas y Bijimine-, en la que sólo entra el joven congoleño por el lesionado Deivid.

Chicos, os toca a vosotros: el filial como recurso

Que entren jugadores del filial en la Copa del Rey podría considerarse un recurso normal e incluso obligado para un equipo como el Córdoba, angustiado en la Liga. Carrión llamó a cinco del conjunto de Segunda B para el partido ante el Málaga. Contra el Reus, también recurrió a jugadores a los que dirigió durante los últimos meses y a los que conoce a la perfección. Javi Galán ha sido titular en los dos partidos. El zurdo ya había debutado en Copa con Oltra ante el Cádiz como lateral. Con Carrión ha sido interior, ganándole la partida a Zacharya Bergdich. En el Municipal de Reus fue de los mejores. Su capacidad de desborde y su despliegue físico se dejaron sentir. En los dos partidos ha jugado también Esteve Monterde, un mediocentro de 21 años que venía sobresaliendo en el equipo nodriza. También han promocionado desde el filial el central Pablo Vázquez y el delantero malí Moha Traoré.

Rodri marca y todo cambia

El soriano marcó un gol a principios de octubre en La Romareda y el Córdoba sacó un punto ante el Zaragoza (1-1). Desde entonces, sequía total. Rodri siguió siendo titular, acumulando ocasiones erradas y alguna actuación preocupante. La mala racha se rompió coincidiendo con la llegada de Carrión. El ex del Sevilla marcó el 1-0 ante el Málaga y también abrochó el marcador en Reus, por lo que lleva ya siete goles anotados (uno en Copa) en la actual temporada. También se reencontró con el gol Juli, que inauguró el marcador en Reus. El veterano punta alcoyano, readaptado desde el extremo a la mediapunta en la etapa final de Oltra, ha sido titular todos los partidos y estuvo sobre el césped todos los minutos posibles hasta este domingo. Carrión le sustituyó a falta de seis para el final.

Etiquetas
Publicado el
5 de diciembre de 2016 - 15:17 h
stats