Otra ración de exigencia antes de una sesión íntima

Jugadores del Córdoba en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO
Oltra insiste en mejorar la eficacia de un Córdoba que sigue en formación | La sesión del viernes, primera a puerta cerrada | Y por la noche, ensayo ante el Linares

Ya lo hizo en Campoamor y sigue en sus trece en la Ciudad Deportiva de Rafael Gómez, ese peculiar recinto que, por lo que se está viendo, seguirá siendo el (vergonzante) hogar del Córdoba. José Luis Oltra aprieta a un equipo que sigue en fase de formación, con considerables agujeros en algunas zonas -la banda derecha, básicamente; ahora también la portería- y con la certeza de que le van a exigir. Los aficionados han tenido oportunidad de acercarse a la instalación del Camino Carbonell para ver en directo a sus jugadores, algo que en el pasado curso no tuvieron oportunidad de hacer prácticamente nunca. Los cordobesistas de a pie y los medios comunicación han tenido acceso a unas prácticas que han dejado claro que el técnico valenciano no viene a ver los días pasar. Al frente de su equipo -con el preparador físico Chema Sanz siempre muy activo-, Oltra ha dado duro al grupo. “Intensidad. Insistir, persistir, no rendirse. Palabras que definen nuestra idea y que hay que practicar a diario”, escribía el levantino en su perfil de Twitter después de la práctica matinal, que fue de puertas abiertas. La de mañana viernes, a las 9:00, será por primera vez en modo de clausura.

Con el balón como protagonista, el Córdoba volvió a evidenciar que necesita trabajar a conciencia el disparo a puerta. Se va notando la mano de Oltra también en las acciones a balón parado, fundamentales para un equipo que pretende comportarse en el campo en consonancia con la etiqueta que le han colgado desde el minuto uno. El aspirante Córdoba entrenará este viernes sin acceso a miradas ajenas, con un puñado de consignas que tendrán que quedar claras para abordar el que será el tercer amistoso de la premporada. Después de sus victorias ante el Orihuela (0-3) y Torrevieja (1-3), el equipo blanquiverde viajará a Andújar para medir sus fuerzas en el Estadio Municipal (21:00 horas) con el Linares, recién ascendido a la Segunda B. Se espera que un buen número de seguidores cordobeses acudan a presenciar un choque que ha generado expectación en la localidad.

Después del partido en Andújar, el Córdoba volverá a entrenar dos veces más: el sábado, a las nueve de la mañana, a puerta abierta y el domingo, también a las nueve, pero con la puerta cerrada. Ese mismo día se desplazará a Sevilla, donde jugará un bolo veraniego contra el filial nervionense en la Ciudad Deportiva Ramón Cisneros, a partir de las ocho de la tarde.

Etiquetas
stats