Etiquetas

Un deporte minoritario pero que está pidiendo paso a base de trabajo y esfuerzo. A lo largo de los últimos años, hay clubes de diferentes ámbitos deportivos que están demostrando que son capaces de instaurarse en la élite para dotar a Córdoba de un mayor protagonismo a nivel nacional e incluso internacional. De hecho, el Ángel Ximénez de Puente Genil en balonmano masculino y Adesal en el femenino, más el Córdoba Patrimonio de la Humanidad en fútbol sala están siendo la auténtica revelación para la provincia y un espejo al que mirarse para muchas entidades que siguen practicando su labor de la mejor forma posible. Uno de los equipos que poco a poco está creciendo, asentando unas bases idóneas, es el Salesianos de voleibol. Su entrenador, Juan Ruiz, ha pasado por la redacción de CORDÓPOLIS para explicar el futuro que tiene este deporte en la capital andaluza.

Y es que en su segundo año en la Primera Andaluza de voleibol, el Salesianos ha dado un paso muy importante hacia adelante, quedándose a tan solo un puesto de entrar en el hipotético play off por el título de la competición. Todo ello en una temporada en que la Covid-19 ha sido la principal protagonista, alterando los entrenamientos semanales y los desplazamientos, haciendo que entidades modestas tengan que aumentar su presupuesto a la hora de viajar debido a la imposibilidad de que haya más de tres personas por coche. Aun así, el conjunto colegial ha dado una muy buena imagen en el torneo liguero y ahora aspira a que esta tendencia siga en aumento para una siguiente campaña que aún está en duda debido a los pocos recursos que obtiene el club. Sin embargo, su técnico, Juan Ruiz, mira al futuro con cierta ilusión y con ganas de que este deporte vuelva a resurgir en la provincia cordobesa.

PREGUNTA. Después de una temporada tan complicada, imagino que desde ya deseando preparar con más tranquilidad la siguiente y más después de todo el tema de la Covid-19.

RESPUESTA. Y sobre todo ya sabiendo que se puede comenzar con esta circunstancia, ya que se puede preparar algo en el tiempo que estamos. Imagino que no vamos a estar en la expectativa como estábamos el año pasado viendo si empezábamos o no empezábamos. Yo creo que, además con lo más gordo de la pandemia, conseguimos arrancar temporada. Imagino que la temporada que viene será más sencillo todavía, con ganas de tomárnoslo con más calma. Tener el verano solamente para pensar en la programación de la temporada y no pensar en si saldremos a jugar este año.

P. Lo peor del año pasado fue la sorpresa de que os pilló la pandemia y no sabíais como actuar.

R. La temporada, de hecho, termina el año pasado sin poder finalizar. De hecho, no se llegaron a jugar siquiera las finales y se da como campeones a los dos equipos que jugaban la final de Primera Andaluza. Y bueno, todo queda suspendido y sin saber cómo vamos a poder hacerlo. Si vamos a tener que utilizar mascarillas o si iba a ser viable los viajes y todo queda un poco pendiente, aunque al final se consigue arrancar esta temporada.

P. ¿Cómo empezaste en este deporte? ¿Qué es lo que más te llama la atención y por qué seguiste escalando puestos?

R. Lo típico de un amigo que está buscando gente alta y hacía falta gente para completar equipo y bueno, pues me dicen: "oye bien y prueba". Ahí empecé a entrenar con un equipo cadete en El Carmen y ya desde entonces fue cadete, juveniles, empezar a entrenar y continuar porque bueno, uno está a gusto. Considero que este es un deporte diferente también, a lo mejor por el tipo de deporte que es que somos menos. Es como que hay más apoyo entre los que estamos. Hay más conciencia de tenemos que estar juntos para poder sacarlo y esto es agradable. Además, luego de inculcar a los que estamos entrenando como jugadores porque, como somos pocos, hay que echar una mano luego para poder entrenar a los que están viniendo como tú. Y eso me gustó. El puntito ese de confianza de venga que estás jugando bien, pero estaba jugando y eso está bien, pero podemos hacerlo mejor. Hay un equipo de niñas chicas que está empezando. Vamos a echarle un cable. Y eso me gustaba. No solamente el hecho de jugar, sino que enseguida te están buscando para echar una mano.

P. ¿Por qué voleibol y no otro deporte?

R. Yo de chico, de hecho, empecé jugando baloncesto y allí en El Carmen, como es normal porque allí es tierra de baloncesto. Lo típico de que nos apuntamos a alguna actividad escolar y lo primero fue baloncesto. A raíz de una lesión de tobillo, lo dejo y me dedico a otras cosas. Una vez que no estoy haciendo cosas relacionadas con los deportes, pues salen oportunidades. Durante un verano sale la oportunidad de estar con unos amigos haciendo otro tipo de deporte. Ya estaba totalmente ajeno a lo que era la competitividad. Y esto llega como ya al final. Cuando uno es cadete o juvenil realmente ya ha tenido que coger antes un deporte que hacer. Y era por estar con los amigos y pues mira, entramos de nuevo en un deporte que era voleibol, pero fue casi la casualidad de poder estar con unos amigos compartiendo un rato fuera del colegio.

P. Todo en tu vida imagino que no será voleibol, ¿a qué te dedicas profesionalmente aparte de lo deportivo?

R. Soy administrativo. Actualmente estoy de teleoperador. Mis funciones son de administrativo, contable y bueno, realmente lo que ocupa más parte del tiempo. A día de hoy la posición del voleibol es el rato que sacas fuera de tu día a día. No es un deporte a día de hoy que te permita otra cosa. Entonces, entre las labores de padre, las labores de contable o administrativo y ahora teleoperador pues ese es mí día a día. Sacando el tiempo para los fines de semana con los partidos, los entrenamientos entre semana… Lo que toca ahora mismo.

P. Eso te va a decir, ¿cómo sobrellevas la vida personal, profesional y deportiva?

R. Al final te acostumbras. El problema son las primeras semanas cuando empezamos. ¿Qué día de pabellón esta semana? ¿Qué horarios tengo de las clases de inglés? ¿Qué horario tienen los niños este año? ¿Cómo vamos a poner los partidos y qué fin de semana? El caos es durante la primera semana. Una vez que ya sabemos los horarios y cuando septiembre arranca todo se tranquiliza. Yo siempre tengo el miedo cuando empezamos a entrenar. En agosto todo es muy bonito y nada ha arrancado. Todos tenemos tiempo, todos tenemos la posibilidad de entrenar y quedar tranquilamente en cuanto al físico con la primera sesión. Ahora llega septiembre. Empiezan a arrancar los cursos y ahí es cuando tienes que organizarte en casa con la pareja y saber qué día son los que vas a llegar más tarde porque claro, cuando llegamos por los horarios que tenemos, si puedes ver a los niños despiertos es casi un milagro. Y es bueno todo es acostumbrarse, pero sobre todo el problema es durante la primera semana. Luego ya viene solo.

P. Entrando un poco más en tu vida deportiva. ¿Cómo ha sido esta temporada?

R. Sobre todo al principio con los niveles más altos de incidencia no podíamos entrenar todos juntos. Nosotros tenemos un grupo con federados, gente también de municipal que nos ayuda con el entrenamiento, gente que no tenía la ficha federada… Entonces teníamos que tener repartida a la gente por pista. No podíamos tener grupos de más de 8 personas. Al principio fue complicado. Tenía que repartir horas para que la sala de pesas no estuviera llena. Entonces, como casi con lo de los horarios, al principio, arrancar es lo que más costaba. Ver cómo somos capaces de montar unas sesiones de entrenamiento normales donde no se resienta el hecho de que si necesito equis jugadores para un ejercicio y solo puedo tener ocho por el protocolo... Ahí sí, de primeras sí costó más. Luego, en el tema de los viajes ha sido también complicado a la hora de las limitaciones con los coches. Es algo tan sencillo como no pueden ir en el coche más de tres personas a un club que depende del dinero que estamos poniendo nosotros mismos nos supone ir a lo mejor dos coches más de lo que teníamos pensado. Eso a la hora de hacer presupuesto de ver cuánto tenemos que poner la gasolina. Parece una tontería, pero cuando ya se te repiten en varios desplazamientos duele. Aunque te diría que la temporada en global, quitando esas pequeñas piedras con la que nos hemos ido encontrando, ha sido una temporada en la que todo el mundo tenía muchas ganas, todo el mundo tenía muchísimo interés en que todo saliese y en venir a entrenar. Siempre han entendido todas las limitaciones que teníamos de horarios, siempre han entendido todos los esfuerzos que había que hacer para los desplazamientos y en ese caso, pues genial. Hemos contado con el apoyo de los chicos porque han entendido todo lo que, por circunstancias, teníamos que imponer.

P. A pesar de todas circunstancias, estarás contento por los resultados conseguidos.

R. Mucho porque creo que hemos dado un paso con respecto al año anterior. Si comparas la temporada del año pasado con esta, hemos competido más y bien contra equipos que el año pasado nos pasaban por encima, equipos tipo Arahal. El año pasado fueron incontestables en los dos partidos y este año pudimos plantarle cara en casa. Hemos tenido partidos en los que hemos tenido ocasión e incluso de pensar en meternos por el play off para el título. Este año, incluso al haber menos plazas para el play off, nos hubiésemos quedado fuera. Si estuviesen las mismas reglas que el año anterior, totalmente comprensibles por la situación en la que nos encontramos, pues hubiéramos entrado en esa promoción. Así que creo que ese paso se ha dado. Ya hemos dado un paso, pero bueno, todavía nos queda el siguiente a ver si ya finalmente nos metemos para el play off. Los chicos sobre todo contentos porque se ha notado el paso. Elisa Torronteras que ha estado conmigo entrenando y yo creo que también se ha notado eso. El hecho de poder contar con una persona que donde yo no llegaba pues estaba ella. Eli también conoce mucho más a los chicos que yo porque siempre ha estado con ellos en el club y creo que se ha notado.

P. Hace prácticamente un año tuvimos una conversación telefónica y por aquel entonces no sabías si se iba a sacar el equipo para la presente temporada por falta de recursos económicos. Ahora te pregunto. ¿Habrá equipo para la próxima campaña?

R. Buena pregunta porque estamos como todos los finales. La voluntad de todos es seguir una vez más. Este año incluso a lo mejor lo ves más claro porque ves cómo el objetivo deportivo ha estado más cerca y se han sumado a los juveniles. Es verdad que ayudaban en los entrenamientos, pero no eran parte del engranaje. Este año ya sí eran más parte de ese engranaje. Entonces hay más gente nueva que también tienen más ganas de continuar. Había juveniles que decían voy a ganarme la plaza este año para jugar en Primera, no solamente por estar en los entrenamientos. Eso sumado a los más viejetes que han visto cómo se puede conseguir, pues ganas hay. Luego viene luego el tema económico. Este año nuevamente hemos tenido que volver a poner nosotros. Bueno, con el apoyo del colegio, por supuesto. El colegio ha puesto dinero y el club deportivo ha puesto también, pero el resto ha salido de nosotros. Eso también hace que entre ahora parte de nuestro trabajo porque ya tenemos casi la certeza de que la liga se va a disputar y no como el año pasado. Ahora está en nosotros buscar patrocinios, con vistas de hacer un poco más liviano el transcurso de la temporada porque al final haces cuentas y todos están haciendo un esfuerzo económico para poder seguir un año más en esta aventura.

P. ¿Echas de menos un apoyo más fuerte por parte de las instituciones públicas?

R. Con respecto al tema de las ayudas institucionales, pues supongo que ahí es verdad que imagino que el club las solicita y estamos dentro de esa solicitud. Igual pienso que sí. No sé si más apoyo económico porque necesitamos algo más sencillo como una pista o algo para facilitar los entrenamientos. Este año hemos tenido la fortuna de poder entrenar en el pabellón casi todo el año. Creo que hay muchas maneras como cualquier tipo de publicidad o cualquier tipo de apoyo. Algo que ayude siempre viene bien, desde luego. Y teniendo en cuenta que este equipo es, junto con otros clubes femeninos, el máximo representante cordobés en el voleibol. Deberíamos aprovechar, entre todos, el tirón y ayudarnos entre todos a que otra vez surgiera el germen del voleibol masculino.

P. ¿Crees que surgirá de nuevo el germen del voleibol masculino?

R. Yo creo que sí, y sobre todo porque miro a los chicos de Encinarejo o Academia y veo que están sacando nuevos jugadores. Eso significa que viene base. Luego también veo lo que tenemos nosotros aquí, ya que hay una cantidad de juveniles y cadetes que están llegando también al club de Salesianos. Estamos viendo esto pero hace falta ahí una unión para que pudiera haber una competición. Hay ya tres equipos, aunque sigue siendo poco, pero bueno, ya hay más posibilidades de que tres equipos llamen a más equipos. A ver si conseguimos que se puedan enganchar más chicos aquí en el cole y en otros clubes con estructura femenina. Estaría bonito que siguiera ese germen, pero estoy convencido de que sí se puede lograr. Si somos capaces de hacer llegar más a los partidos de Primera Andaluza del año que viene, yo estoy convencido que de aquí a un par de añitos podríamos tener por fin una liga cerrada masculina en categoría base.

P. ¿Por qué el voleibol cordobés no ha resurgido como otros deportes?

R. Buena pregunta y ojalá yo tuviera la respuesta. Bueno, claro. Fíjate que en la temporada 2006-07, cuando el Carmen masculino, yo ya en aquel entonces no jugaba, pero estaban los seniors que pelearon por el ascenso a lo que hoy sería a la Superliga 2. Estaban en la Primera Nacional y llegaron incluso a jugar esa fase de ascenso. Y no olvidemos que por aquella misma época teníamos a Cajasur y Adecor en Superliga. Y estaba bonito. Yo me acuerdo cuando iba a Vista Alegre que entraba allí para ver aquellos partidos. Luego de hecho, es que ves partidos incluso en Primera Andaluza en Valdeolleros con gente. Estamos hablando de la Primera Andaluza y aquí hemos tenido partido de pabellón bastante media entrada. Entonces, a fin de cuentas, yo creo que Córdoba sigue siendo tierra de fútbol. Sinceramente creo que sigue siendo tierra de fútbol. Y se nota, por ejemplo, con el tema fútbol sala. En el momento en el que sobre sale un poquito enseguida también llenamos con el fútbol sala. Fíjate que en ese caso yo creo que ayudaría mucho un éxito deportivo. Un poquito más de categoría. Si consiguiéramos algún ascenso pues eso va llamando y que este proyecto dure varios años que es lo que, por ejemplo, intentamos aquí en Salesianos porque si tú consigues dos años buenos y estás un año de Superliga y luego desapareces, pues la memoria es corta, pero si ya estás tus ocho añitos subiendo y bajando en Superliga, pues estaría bien. No digo que nosotros vayamos a conseguirlo, pero mira, llevamos dos años ahora mismo en Primera Andaluza. Que se sepa de que hay un equipo de voleibol masculino que está peleando por poder entrar en la tercera categoría nacional. Si esto se va logrando, yo creo que conseguiremos atraer a más gente y con el paso del tiempo pues dar el salto. No nos queda otra que trabajarlo. 

Publicado el
12 de mayo de 2021 - 05:30 h
stats