Etiquetas

El éxito, la mayor parte de las veces, se traduce en trabajo y muchas horas de dedicación. Si lo aplicamos, además, a unas categorías de formación, a esa ecuación habría que añadirle el ingrediente imprescindible del disfrute. Pasarlo bien con lo que haces. En definitiva, nunca se debe olvidar que son niños. Competir desde la diversión, ésa debe ser la máxima. Así puede definirse el gran secreto para alcanzar las cotas más ambiciosas en cualquier disciplina. Y en el caso del Club Navial, de trabajo bien hecho saben mucho. Si hablamos de deporte base en Córdoba, la entidad de Vista Alegre se erige como un verdadero referente. Su trayectoria ha ido forjando un nombre y una reputación al alcance de muy pocos, ya no solo en la provincia, sino en toda Andalucía. Cerca de 30 años de historia han dado paso a un club labrado a base de hitos deportivos.

Belén Domenech: "Disfrutando de lo que haces es cuando más lejos llegas"

Belén Domenech: "Disfrutando de lo que haces es cuando más lejos llegas"

Y es que el Club Navial, de la mano de personas ilustres de la natación cordobesa como María José Cañete, María del Mar Gamito o Rafa Carmona, dio sus primeros pasos en 1993, en aquel entonces, con el profundo deseo y el más que ambicioso reto de convertirse en uno de los mejores equipos de España. Un desafío mayúsculo cimentado sobre una ilusión enorme, una base que permitió edificar todo lo que vino por delante. Que no es poco. De hecho, lo que muchos entonces podrían haber tildado de completa locura, hoy día es todo un sueño cumplido. La entidad, que surgió a los pies del Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre (de ahí, precisamente, su nombre) puede presumir de contar con una de las mejores canteras del país. Son esos los frutos recogidos tras años y años de esfuerzo en la sombra.

Esfuerzo, dedicación, constancia, disciplina. Son esos algunos de los valores principales que han asentado al Navial como una de las entidades más exitosas de la natación andaluza y, además, ha sido cuna de algunos de los mejores deportistas de la historia de dicha disciplina, ya no solo en Córdoba o Andalucía, sino en todo el territorio nacional. Son muchos los que han dejado su nombre inscrito en convocatorias con la selección española. Casos de Javier Zorzano, Alejandro Ráez, Gemma Naz o, seguramente, los dos más destacados: Belén Domenech y Rafa Muñoz. El segundo puede presumir de un extenso currículum y de ser uno de los mejores nadadores españoles de la historia, con medallas en Mundiales y siendo varias veces campeón de Europa, al tiempo que Domenech, actual entrenadora en el club, tiene en su palmarés nada menos que quince títulos nacionales.

La propia Domenech se siente “muy orgullosa” de toda la evolución que ha tenido el club de su vida, pues ella al principio siempre “iba sola, no tenía compañeros que hicieran mínimas para poder ir, y ahora poco a poco hemos visto esa evolución”, ya que “ahora van equipos muy numerosos y a mí de verdad me emociona tanto”. Es más, ella misma destaca que para los más jóvenes, la presencia de estos deportistas supone una motivación, debido a que “lo ven como algo a seguir y vienen entrenando cada día para ser como ellos”. En el mismo sentido se muestra Azahara Castilla, canterana del club y ahora también entrenadora en categorías inferiores, quien hace hincapié en que “los niños sí saben quienes son Belén Domenech, Rafa Muñoz o Paula Camino. Ellos son conscientes de que les está entrenando Belén Domenech, una exnadadora que ha sido campeona de España muchísimas veces, ha ido a campeonatos de Europa” y, por tanto, “ellos quieren llegar a ser eso o más”.

Ambición absoluta para una entidad que siempre ha soñado en grande. Labrada a base del metal que centenares de deportistas saborean cada año en decenas de podios, ya sean provinciales, andaluces o nacionales. A día de hoy, la cantera de Navial cuenta con más de 200 deportistas, por lo que, a nivel de salud deportiva, “estamos en un buen momento”, incide Domenech, subrayando que “antiguamente no nos conocía nadie” y ahora sí que nota que “todo el mundo identifica la marca del equipo y, además, lo mejor que tenemos es que nos identifican con una serie de valores, que son los que ellos reflejan”. Entonces, “cuando tú ves esa marea roja se ve claramente identificada con una serie de valores, es decir, compañerismo, saber estar, sacrificio, entrenamiento”. También en sentido positivo se identifica Castilla, quien ve “bastante bien” a la cantera, no solo la del Navial, sino la de Córdoba en general, con “buenos resultados” y, sobre todo, “con futuro”.

Otro entrenamiento más, la ilusión vuelve a salpicar por los cuatro costados de la piscina de Vista Alegre. Decenas de niños y niñas salen y entra otra tanda más. Así cada día. Es la única manera de mantener viva una llama que sueña bajo el agua. Cerca de tres décadas hasta conseguir alzarse como referente de la disciplina. Y como se suele decir, lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Por tanto, ellos seguirán entrenando y, sobre todo, disfrutando de lo que mejor saben hacer.

Etiquetas
stats