Un plan de reconquista

Rodri celebra un gol en El Arcángel. | MADERO CUBERO

Es el segundo pero también el primero. Después de abrir el año con un encuentro de Copa, el de Alcorcón del pasado miércoles, el Córdoba retoma este sábado (20:00) el pulso a la competición de Liga. De ahí el matiz de cara a un partido considerado como clave por Luis Miguel Carrión. En cierto modo lo es, puesto que del resultado depende que el conjunto blanquiverde vuelva a mirar de manera fundamentada a la zona de play off o que sienta de nuevo el apuro de vivir cerca del precipicio. Porque además su rival se encuentra en posición de igualarle en la tabla y exponerle a una situación de mayor presión. Se trata de un Rayo Vallecano que, sin embargo, muestra debilidad cuando comparece en campos ajenos. El cuadro madrileño es uno de los favoritos al ascenso a Primera, dada su condición de recién descendido, pero no logra enganchar una buena serie de resultados y por el momento sufre. Su realidad actual no puede ser una causa de confianza excesiva y eso lo sabe el plantel califal, que además tiene otro reto importante: recordar a qué sabe el triunfo en El Arcángel -en el campeonato de Segunda A-.

La batalla se presenta complicada, eso es indudable, aunque el Córdoba acude a ella con ánimos renovados. Y sobre todo con una idea muy clara. Si quiere aspirar a todo debe fortalecerse como local, un rol con el que no sabe lo que es ganar en Liga desde el 24 de septiembre. Dos meses sin conseguir una victoria ante su afición son muchos para un equipo que tiene un objetivo tan ambicioso como el salto de categoría. Los de Carrión quieren poner punto final a esa dinámica, en un período en el que acumuló cuatro derrotas -sólo la última llegó con el catalán en el banquillo- y un empate, y en el que además encajó diez de los trece goles que recibió en su feudo. Una racha que significó, tras caer ante el Getafe (1-3), la destitución de Oltra y el comienzo de una nueva etapa. Un ciclo que por el momento se salda de manera positiva, pero con un matiz: dos triunfos y un empate corresponden a la Copa y en Liga toca confirmar su buen estado -venció dos partidos como visitante- en El Arcángel, donde cedió ante el Cádiz en el único encuentro de plata disputado con el técnico barcelonés al frente.

Los números hablan por sí solos. A día de hoy el Córdoba es el segundo peor local de la categoría, igualado con el Nàstic y sólo superado por el UCAM. Una situación que ha de cambiar sí o sí. Más si cabe cuando la afición se encuentra revitalizada y existe la opción de reengancharse de nuevo a la pelea por el play off. Motivos hay de sobra para recuperar el territorio que le pertenece y que de un tiempo a esta parte dominan otros. Carrión tiene un plan de reconquista para el que quiere al cien por cien a toda la soldadesca con la que cuenta. Eso es la totalidad de la plantilla a excepción de Deivid, lesionado, y Razak, con Ghana. El preparador blanquiverde convocó este viernes a cada uno de sus futbolistas disponibles y a otros cuatro del filial. Es una forma de unir a las tropas y sumar fuerzas. Ahora le corresponde elegir a los dieciocho que estarán en la lista definitiva para el partido y a los once que lo jugarán desde el inicio. En ese sentido, lo único que hay en claro es que se producirán cambios respecto del choque disputado en Alcorcón. Las opciones son múltiples pero pocas las que tienen mayor probabilidad de llevarse a efecto.

Quizá la parcela en la que aparecen más definidas las posibilidades es la defensiva, en la que Carrión recupera a Bijimine y mira con optimismo a Rodas. Salvo sorpresa, el franco congoleño regresará al once, al igual que Domingo Cisma. Lo del valenciano depende de las sensaciones que dejara y con que terminara el último entrenamiento de preparación para recibir a un Rayo que busca su resurrección.  El cuadro madrileño vive en pleno proceso de recomposición tras la salida de Sandoval de su banquillo y lo cierto es que desde que llegara Rubén Baraja existe una ligera mejoría: ganó siete de dieciocho puntos. Pero tiene una tarea pendiente, elevar su competitividad lejos de Vallecas. En ese aspecto, los franjirrojos son de lo peor en la categoría: apenas sumó cuatro puntos. Eso sí, el único triunfo que logró como visitante lo obtuvo con su actual entrenador ya en el banquillo -fue en Tarragona (0-1)-. Ahora pueden creer que tienen la oportunidad ideal para conquistar otro territorio ajeno, dada la dinámica de su rival. Pero no les resultará sencillo. Así debería suceder al menos.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Kieszek, Antoñito, Caro, Bijimine, Domingo Cisma, Luso, Edu Ramos, Javi Galán, Borja Domínguez, Juli y Rodri.

RAYO VALLECANO: Tomás Mejías, Quini, Zé Castro, Chechu Dorado, Rat, Baena, Trashorras, Ebert, Miku, Álex Moreno y Javi Guerra.

ÁRBITRO: Dámaso Arcediano Monescillo (Comité Castellano-Manchego).

CAMPO Y HORA: 20:00 (El Arcángel).

Etiquetas
stats